web
Buscar...

Experto explica por qué Fukushima podría transformarse en un nuevo Chernobyl

Una serie de fallas en los sistemas de enfriamiento de la central nuclear más golpeada por el terremoto de Japón prevén un catastrófico escenario si no se actúa rápido, aunque las posibles soluciones son cada vez menos.

Por Juan Pablo Martínez de la Fuente, Emol
Compartir |
Martes 15 de Marzo de 2011  14:35

SANTIAGO.- Si los técnicos japoneses no consiguen controlar la temperatura del reactor en la planta nuclear de Fukushima, en Japón, se podría generar un desastre similar al de Chernobyl. Esa es la conclusión a la que llega el científico Casimiro Sepúlveda Munita, investigador del Instituto de Pesquisas Energéticas y Nucleares de Brasil.
Con post doctorados en Suiza y Bélgica, Sepúlveda asegura a Emol que el nivel de daños en la central nipona es muy grave y acusa que dicha planta fue construida hace muchos años sin la rigurosidad de las normas actuales.
El experto aborda así un fenómeno que tiene en alerta a todo el mundo: la evolución de la emergencia en la Fukushima Daiichi, una de las 55 plantas nucleares en dicho país, y que presentan problemas en seis de sus siete reactores.
Para aclarar lo que sucede en la zona devastada, el también asesor científico del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico de Brasil, explicó que en las plantas nucleares japonesas el combustible es Uranio 235, el cual "está colocado en barras en el vaso de contención y en ese punto es donde se produce la fisión nuclear que libera 200 MeV (millones de electron-volt) por átomo que fisiona".
El experto detalló que para detener la reacción nuclear y parar la liberación de energía, el sistema posee barras de cadmio, las cuales al caer separan las barras del elemento combustible, no se alcanza la masa crítica y para la reacción en cadena.
Agregó que cuando la energía se libera se "utiliza agua para enfriar esa reacción, la cual se evapora y entrega potencia a una turbina, la que genera la energía eléctrica".
Las dificultades en las centrales japonesas
Los cuatro reactores con los problemas más graves en Japón cuentan con dos circuitos capaces de enfriar el reactor con agua, los cuales fallaron debido a los efectos del terremoto y posterior tsunami.
Ante esto, el único sistema capaz de frenar la reacción en cadena es la interacción de las barras de uranio con las de cadmio, lo que tampoco funcionó.
Otra de las alternativas para evitar un desastre nuclear de proporciones es cerrar herméticamente el reactor, con el objetivo de contener la energía, algo similar a la solución final que se dio a Chernobyl.
"Si la temperatura aumenta significa que la reacción continúa. Al parecer los japoneses no han conseguido parar la reacción, ya que el elemento combustible quedó expuesto fuera del agua , por lo que la temperatura fue muy alta y superó los 1.150 grados Celsius, lo que provocó la salida del uranio del vaso de contención", afirmó el experto.
Sepúlveda agregó que desde un primer momento los japoneses están inyectando agua de mar al reactor con el objetivo de enfriar el uranio, el cual "al interactuar con los neutrones, los minerales del líquido quedan radioactivos y al evaporarse también genera contaminación en el entorno".
Es decir, los expertos tienen acceso a las herramientas para controlar la temperatura y evitar un desastre mayor, pero al hacerlo han provocado la evaporación de agua, la cual contamina levemente las áreas aledañas.
Por esto las autoridades japonesas han tomado medidas como la evacuación de toda la población que vive a 30 km a la redonda de la central.
El nivel de daño que se genera en los habitantes debido a la salida del vapor radiactivo depende la magnitud de los daños sufridos por la barra de uranio, el cual aún no es informado por las autoridades japonesas.

Solución definitiva
La única alternativa que existe para frenar la reacción nuclear y evitar que las barras de uranio superen los 1.200 grados Celsius es utilizando las barras de cadmio "pero seguramente la radioactividad no permite a los operarios ingresar a la zona para reparar el daño", dijo Sepúlveda
Si la temperatura no se logra controlar y "el vaso de contención donde está el uranio se rompió como consecuencia la explosión de hace algunos días -provocada por el oxigeno e hidrógeno- se podría generar un desastre con las mismas características que las de Chernobyl".

Contenido: Equipo de Emol.com
Publicado: 11/03/2011
Más Multimedia y Especiales
Términos y condiciones de los servicios I © 2002 El Mercurio Online