S
| Su historia | Sus inicios | Las sesiones | El racismo | Sus amores | Las drogas |
Billie Holiday, su historia

Una infancia para olvidar
Nació el 7 de abril de 1915 en Philadelphia como Eleanora Fagan Gough. Su madre Sadie Harris, tenía sólo 13 años cuando se embarazó y fue despedida de la casa particular en la que trabajaba como sirvienta.

"Fue un milagro que mamá, Sadie Fagan, no fuera a parar a la correccional y yo al reformatorio. Pero ella me quiso desde el mismo instante en que notó en su vientre un suave puntapié mientras fregaba los suelos. Se presentó en el hospital e hizo un trato con la directora: para pagar su estancia y la mía se ofreció a fregar los pisos y atender a las demás mujeres que esperaban tener a sus hijos. Trato hecho: mamá tenía 13 años ese miércoles 7 de abril de 1915 cuando yo nací en Baltimore, señala Billie Holiday en su autobiografía, "Lady Sings The Blues", que tituló igual que a su popular canción.

No está claro quien fue su padre, porque Billie siempre aseguró que era Clarence Holiday, guitarrista de Fletcher Henderson y antigua pareja de su madre, pero en el acta de nacimiento aparece un tal Frank de Viese. Clarence aceptó la paternidad, aunque nunca se casó con Sadie. Tampoco fue un padre responsable y su relación fue mínima. Al final, una de las pocas cosas que obtuvo de Clarence fue su apellido. Luego, tomó el nombre de pila de la estrella de cine Billie Dove y así fue que terminó llamándose Billie Holiday, aunque también se le conoció como "Lady Day", pseudónimo que le dio su amigo, Lester Young.

Fue criada en Baltimore, en la ciudad natal de su adolescente madre, quien trabajaba como sirvienta doméstica y a veces ejercía la prostitución. Billie muchas veces se quedaba sola por largos periodos o junto a parientes que no la solían tratar muy bien.

De esta forma, su infancia se caracterizó por la pobreza, el maltrato, la soledad y sobretodo por la falta de amor y afecto, carencia que le provocó una inestabilidad emocional que mantuvo durante toda su vida.

En 1926, cuando Sadie regresó a casa, descubrió que su vecino, Wilbert Rich, había violado a su hija, quien en ese momento tenía sólo 11 años de edad. El abusador fue denunciado a la justicia y puesto en prisión, mientras que Billie tuvo que ir un internado católico llamado "The House of the Good Shepherd for Colored Girls. Elugar".

Luego de dejar el hogar católico y el colegio, en 1928 se fue a vivir con su madre a Nueva York. Sadie vivía en un burdel en Harlem, un poblado barrio habitado principalmente por personas de raza negra. Fue ahí donde Billie escuchó por primera vez la musica de Louis Armstrong y Bessie Smith, en una antigua vitrola que había en la casa, mientras limpiaba y hacía las camas del prostíbulo. En esa misma época empezó a ejercer la prostitución junto a su madre. Por ese motivo, ambas fueron arrestadas por la policía en mayo de 1929. Billie tuvo que permanecer 10 días en una casa de trabajo ubicado en la Isla de Blackwell y la estancia en ese horrible lugar tuvo un profundo efecto en ella, pues juró que nunca más limpiaría pisos para una casa de blancos.