Propuesta de la Iglesia Evangélica


Las iglesias protestantes no quisieron quedarse afuera de este proceso de recopilación de propuestas respecto al tema de los derechos humanos y agrupadas en el Comité de Organizaciones Evangélicas (COE) concurrieron el 24 de junio pasado a La Moneda a entregarle al Primer Mandatario un documento con sus proposiciones.

Los representantes evangélicos visitaron el palacio de Gobierno encabezados por el obispo Francisco Anabalón y el actual capellán de La Moneda, Neftalí Aravena, quienes dejaron un documento que invita a conseguir mayor información sobre los detenidos desaparecidos y mejorar las reparaciones a los familiares de las víctimas de violaciones a los derechos humanos.

Entre los mecanismos para lograr más información sobre las desapariciones de personas, los obispos evangélicos sugirieron rebajas de penas a quienes hayan tenido participación en los hechos y estén dispuestos a colaborar con los tribunales o en su defecto entregar antecedentes a representantes religiosos bajo secreto de confesión.

Por otro lado, después de un tiempo acotado para este fin –unos seis meses– plantean que se legisle para que aquellos que no entreguen información que posean reciban penas más altas. La propuesta también consiste en que no haya plazos para concluir las investigaciones ni se adopte una Ley de "punto final”.

Además, respaldaron la labor que han desplegado los once jueces de dedicación exclusiva nominados por la Corte de Apelaciones de Santiago y la Corte Suprema, y se mostraron a favor de aumentarlos. En cuanto a las reparaciones a las víctimas pidieron que estas se amplíen para agregar a las familias de ex presos que hubieran sido torturados.

Términos y condiciones de la información © El Mercurio S.A.P.