Propuesta del Partido Comunista


El 25 de junio el Presidente Ricardo Lagos recibió a los dirigentes del Partido Comunista (PC), Gladys Marín, Jorge Insunza, Sergio Sepúlveda y Lautaro Carmona, quienes le hicieron entrega formal de su propuesta para avanzar en los casos pendientes de violaciones a los derechos humanos.

Dejando en claro su absoluto rechazo a la intención de "poner en un mismo nivel a víctimas y victimarios", el PC presentó un documento que incluye una serie de reformas políticas, entre las que solicitan "poner fin a la Constitución de 1980 y sus enclaves dictatoriales".

Además, estipulan una reparación "jurídica, política, moral, social y económica" para las víctimas de violaciones a sus derechos fundamentales y las familias de aquellas cuyo resultado fue la muerte.

El documento cierra cualquier posibilidad de punto final, "porque ningún tipo de reparación puede pasar por estos macro valores, dado que hay crímenes contra la humanidad que no pueden prescribir ni ser amnistiados", dijo Gladys Marín.

La fórmula también exige abrir un capítulo especial sobre las remociones de cuerpos de detenidos desaparecidos -entre el 78 y el 90- como "una cuestión principal y fundamental para esclarecer la verdad, puesto que se trata de un nuevo delito".

Según Gladys Marín, el tema de los derechos humanos es mucho más amplio que los detenidos desaparecidos y ejecutados políticos, por lo que también es necesario incluir a los torturados, presos políticos, exhonerados y exiliados.

Para el PC, el quiebre de la democracia en Chile "fue el resultado de una confabulación que comenzó al día siguiente de la victoria democrática del 4 de Septiembre de 1970" y que incluyó al Gobierno de Estados Unidos, la oposición de derecha, partidos de centro y los mandos de las Fuerzas Armadas (FF.AA.)

Términos y condiciones de la información © El Mercurio S.A.P.