Ir al fotorama
Triunfo de Michelle Bachelet

Ir al fotorama
Elección de Bachelet en la prensa extranjera Fotos

Ir al fotorama
Elecciones presidenciales 2006 Fotos

Gráfico
Cronología: las mujeres al poder Audio

Encuesta
¿Qué le parece el histórico triunfo de Michellet Bachelet en las elecciones presidenciales? Fotos

Ir al fotorama
Longueira sufre virulenta agresión al votar

Ir al fotorama
Michelle Bachelet Fotos
 

MICHELLE BACHELET

"Yo soy humanista laica"

La segunda semana de la campaña ha sido menos polémica, pero no menos interesante que la primera. Se reorganizó el comando de Michelle Bachelet, el PC puso condiciones para apoyarla que ella ha hecho suyas, los obispos marcaron la cancha sobre el polémico tema del humanismo cristiano. Y aquí la candidata se define frente a esas materias y a muchas más.

Raquel Correa, El Mercurio.
25 de Diciembre de 2005

Tostada por el sol en los incesantes puerta a puerta, algo ronca de tanto hablar, se ve tan tranquila, como si no faltaran tres semanas apenas para sellar su destino.

Durante noventa minutos, sin interrupción y bebiendo agua mineral, respondió todas las preguntas serenamente, en la modesta oficina de su comando. Afuera, en cambio, el trajín era una locura.

-¿Cómo prefiere que le digan: Michelle, señora, doctora, Bachelet, señorita...?

-De ninguna manera señorita -contesta riendo-. No tengo edad para señorita. Señora, doctora, Michelle.

-¿No prefiere Presidenta?

-Eso será después, cuando sea electa.

-¿La sorprendió no ganar en primera vuelta?

-Siempre pensé que era una posibilidad. Estábamos preparados.

Errores de campaña

-¿Cómo se explica que del 60% de apoyo hace unos meses haya caído al 45,96?

-Hay varias razones. Cuatro candidatos competitivos, un décimo de recursos en propaganda en relación con otros candidatos. En muchos lugares de Chile no hubo propaganda mía. En radio estuve al final.

-Ser mujer, ¿la favoreció o perjudicó?

-Fue un factor a favor mío. Gané en todas las mesas de mujeres y perdí en todas las mesas de hombres. Ahí probablemente hay un elemento de machismo subterráneo, sumado a una campaña tremenda, que persiste, de descalificaciones en mi contra. Una campaña impresionante del terror.

Y ejemplifica:

-En el Hospital Van Buren de Valparaíso un funcionario me preguntó si era verdad que si llegaba a la Presidencia aumentaría la edad de los hombres para jubilar a los 70 años y a las mujeres a los 65. Los carabineros están convencidos de que los voy a pasar a las AFP. A los marinos en retiro les dijeron que cortaré todos los beneficios y le voy a devolver el Huáscar a los peruanos. A los evangélicos, que promoveré el matrimonio entre homosexuales y el aborto. Y así, en todo Chile. Una verdadera campaña. Todo falso. Lo desmiento absolutamente.

"También -continúa- los estilos de liderazgo de las mujeres son distintos que los de los hombres. Si un hombre habla fuerte y firme, tiene carácter. Si una mujer habla fuerte y firme es histérica. Si un hombre llora, es sensible. Si a una mujer se le quiebra la voz o le tirita la pera, es descontrolada. La campaña consiste en hacer creer que una mujer no se la puede. Estoy convencida de que me la puedo para ser Presidenta de Chile".

-¿No perdió votos de simpatizantes democratacristianos por razones valóricas?

-El conjunto de la DC está cuadrado conmigo. De todas las sensibilidades. Pero, al haber simultáneamente campaña parlamentaria y presidencial, la mayoría de los partidos se abocó a sacar a sus parlamentarios y hubo poco trabajo por la presidencial.

-¿Qué autocrítica se hace?

-No sólo error mío, sino del conjunto del comando; es que faltó más terreno, más terreno, más terreno. Fui poco a las radios y a entrevistas de TV. Pensé que el terreno era lo prioritario. También me faltó más nitidez en las propuestas. Y voy a decirlo, aunque moleste: los medios de comunicación están más interesados en sangre, conflictos y, muchas veces, "chimuchina". Y ésa no es mi especialidad; a mí me gusta pensar en temas de país. Aquí ha habido descalificaciones personales, libros contra mi desempeño y mucho machismo.

-¿Y haberse presentado como una candidatura ciudadana?

-Nunca fue exclusivamente ciudadana. Mi idea es una democracia más participativa. Pero siempre trabajé con los partidos. Lo que no hice fue andar por todo Chile con los rostros de los partidos. Siempre dije que yo no era una candidata elegida entre cuatro paredes por los partidos, sino que tenía una experiencia de vida y de trabajo que la gente valoró.

 

 

 
   
Términos y condiciones de la información © El Mercurio S.A.P.