Casa Errázuriz
Características
Construcción Póstuma
Visita Fallida
Chilenos y Le Corbusier

La Casa Errázuriz

Aunque Le Corbusier creó dos proyectos para realizar en Chile, el taller para el arquitecto Roberto Dávila Carson y la casa Errázuriz, éste último es el más conocido, puesto que el atelier que diseñó para su amigo Dávila, fue una obra más bien utópica –y desconocida- situada sobre la techumbre de la casa que éste tenía en calle Catedral, de la cual sólo hay bocetos.

La historia de la casa Errázuriz comienza en 1929. Y aunque no se tiene certeza absoluta, Christiane Crasemann, autora de uno de los artículos más completos que existen sobre esta casa, publicado por la Universidad Católica, elabora dos hipótesis sobre la génesis del proyecto.

La primera de sus hipótesis propone que Matías Errázuriz Ortúzar, destacado diplomático y posterior embajador chileno en Argentina, conocido como hombre progresista, amante de las artes y las vanguardias, fue presentado a Le Corbusier en París por Eugenia Huici de Errázuriz, casada con un pariente de Matías y amiga del poeta suizo Blaise Cendrars, muy cercano a Le Corbusier y en especial, a América Latina.

La segunda teoría toma como pretexto el viaje de Le Corbusier a Uruguay, Brasil y Argentina, donde dicta diez conferencias en Buenos Aires. La autora propone que fue en el país trasandino donde son presentados por Victoria Ocampo, quien organizó el viaje del destacado arquitecto a Buenos Aires en la época en que Matías Errázuriz se desempeñaba como diplomático.

Perteneciente a la aristocracia argentina, Victoria Ocampo estaba vinculada con los círculos intelectuales, económicos y políticos de su país. Matías Errázuriz era un vivo amante de la cultura y las artes, por lo que –dicen- perfectamente pudo ser ella el nexo entre ambos.

Emplazada en Zapallar

Le Corbusier dibujó a comienzos de los años 30 la casa de veraneo de este aristócrata chileno, que según los deseos originales de Errázuriz estaba proyectada para ser emplazada en Zapallar.

En ese entonces Zapallar no era lo que es ahora. Recién a comienzos de 1910 se había desligado administrativamente de la Ligua y su construcción como balneario comenzaba tímidamente con un grupo de emprendedores, entre los que se contaba Errázuriz, Enrique Concha, Carlos Aldunate y Carlos Ossandón, entre otros.