Gonzalo Rojas, escritor. Nació en Lebu el 20 de diciembre de 1917. Es uno de los nombres más importantes de la poesía chilena contemporánea. Ha recibido importantes galardones a nivel internacional, entre los que se cuentan el Premio Reina Sofía de España, Octavio Paz de México, José Hernández de Argentina y el Premio Nacional de Literatura de Chile en 1992.

Bordeaba los 50 años. Era un izquierdón sin partido, como lo sigo siendo. Un poeta menesteroso con un par de libros. Llevaba como un año en Cuba. Fui el último jefe de la misión diplomática de Allende en La Habana. Estaba en el nivel de encargado de negocios.

A las 11 el jefe de protocolo de ese país, un funcionario de apellido Meléndez, me llama por teléfono y me dice: "le están bombardeando La Moneda en Santiago". Tengo ese recuerdo nítido.

Al día siguiente se puso la bandera abajo en la misión diplomática. Más tarde, el señor Lázaro Peña, uno de los jefes de La Central de Trabajadores de Cuba, que entiendo sigue siendo una de las organizaciones más grandes de ese país, me llama por teléfono y me dice: "hay un actividad de masas en la Avda. Carlos III. Le vamos a cambiar el nombre. Le vamos a poner Salvador Allende. ¿Usted puede concurrir?". "¿Por qué no? Voy de inmediato", le dije.

Me di la ducha clásica, porque hacía un calor de mierda y fui pensando que iba a haber una reunión de unas 3 mil personas. Pero encaramado encima de esas tablas que montaron allí, miré para todos lados y estaba lleno, absolutamente lleno de gente. Había 250 mil personas. Nunca había hablado ante tanta gente. Fue una improvisación fuerte y muy clara. Cumplí con mi deber, como usted comprende. Fue una experiencia pavorosamente divertida.

Los días siguieron y yo salí de ese país. No tenía un lugar donde vivir. Perdí toda la documentación como le pasó a tanta gente en esa época. Y es que los percances son comunes. Yo no soy ningún héroe ni nada parecido.
Fotorama
Gonzalo Rojas
Escritor
       
 
Términos y condiciones de la información © El Mercurio S.A.P.