Historia | Alonso Ovalle | San Alberto Hurtado | Su influencia | Colegios

 

iluminaJesuitas en Chile

El 9 de Febrero 1593, hace más de 400 años atrás y a sólo 50 años de la fundación de la compañía, llegó a Chile el primer grupo de jesuitas. El pequeño equipo de evangelizadores estaba compuesto por cinco sacerdotes y dos hermanos, dirigidos por el Padre Baltasar de Piñas, provenientes del Perú.

 

Según ellos mismos destacan, el tiempo que los jesuitas han servido en nuestro país puede dividirse en dos grandes períodos. El primero se comprende desde la fecha antes mencionada hasta la expulsión de la Compañía de los territorios del rey de España en 1767. El segundo comienza el año de regreso al país (1843) hasta ahora.

 

 

Primer período (1593 - 1767)

 

En este periodo la Compañía se estableció en diferentes ciudades y con diferentes misiones. Su primera gran misión fue desarrollar una labor educativa en los colegios Máximo San Miguel (donde también se daban títulos universitarios) y San Pablo en Santiago. Además había otros en Bucalemu, Chillán, Quillota, La Serena y Concepción.

 

Sin lugar a dudas que otras de sus tareas fueron las misiones. Dentro de las importantes, destacan las realizadas en el sur del país, como las de Chiloé, que ayudaron a mantener la vida eclesial en las distintas comunidades. Éstas incluso construyeron muchas de las iglesias que hoy son patrimonio de la humanidad.

 

Asimismo cobran especial valor las misiones en la Región de la Araucanía. En esta zona las dificultades se multiplicaron, siendo el ejemplo más elocuente de esto el martirio de tres jesuitas en Elicura (1612).

Es en este periodo cuando se abre la primera casa de Ejercicios, que fue inaugurada en Santiago a principios del siglo XVIII, en la chacra de la Ollería.


 


imprimirenviar

Términos y condiciones