GUÍA DE SERVICIOS

Inmuebles de vacaciones:
Lo que hay que saber para arrendar en verano

* El alquiler de una casa no debe sellarse con un simple apretón de manos. Por viviendas amobladas es obligatorio pagar IVA.

Durante las vacaciones, muchos aprovechan sus casas de veraneo no para descansar, sino para arrendarlas y obtener un ingreso extra. Pero, quien opte por eso, debe saber que la cosa no es tan simple como fijar un monto, acordar una cantidad de días y darse un apretón de manos que selle el acuerdo.

Quienes arrienden su casa también deben tomar algunos resguardos que eviten eventuales malos ratos.

El abogado y corredor de propiedades de ACOP, Juan Carlos Valdivia, recomienda no dejar nada en el aire y tener siempre algún documento que demuestre que hubo una relación entre un arrendador y un arrendatario. "Si sólo hay un acuerdo de palabra la defensa para el arrendador es bastante débil. Siempre hay que dejar algo por escrito", dice.

Lo más usual es que se firme un convenio simple, en que se individualiza a las partes con sus datos personales, se especifica desde qué día y hasta cuál dura el arriendo, el valor por día, semana o mes, además de incluir un inventario de lo que hay en la propiedad, señalando el estado en que cada cosa se encuentra (si los artefactos funcionan adecuadamente, si están nuevos, si tienen algún detalle, etc.).

También debe establecerse la forma de pago. Lo normal es que se cancele un 50% al acordar el arriendo y el resto cuando el arrendatario comienza a hacer uso de la propiedad. En estos traspasos de dineros el arrendador debe entregar un recibo, que se compra por talonarios en cualquier librería.

Si el arriendo implica valores altos, por características del inmueble, del mobiliario o de los jardines, Valdivia sugiere que se realice un proceso más complejo, similar al de un arriendo permanente, solicitando una garantía y firmando un contrato. "Pero uno simple. No es necesario que sea por escritura pública o algo así. Un contrato de librería vale porque está legalmente celebrado, por lo que es una ley para las partes", explica.

Si estos procedimientos pueden ser considerados extraños o innecesarios para algunos arrendadores ocasionales, otros resultan verdaderamente desconocidos para gran parte de ellos.

Es el caso del pago de IVA, al que están afectos todos los arriendos de inmuebles amoblados. "Las personas en general no saben de esto, por lo que casi nadie lo paga, salvo las empresas que trabajan en el rubro. Es una evasión, pero más basada en la ignorancia que en la mala fe", dice Juan Carlos Valdivia.

Cómo opera

Si bien la cifra corresponde al 19% del valor del arriendo, ese porcentaje entra en una ecuación en la que también interviene el avalúo de la propiedad, por lo que ese nominal 19% baja bastante en la cifra final.

Por ejemplo, si una persona está cobrando un arriendo de $500 mil por una propiedad avaluada en $30 millones, lo que deberá pagar por IVA son poco más de $40 mil.

Este cargo corre por cuenta del arrendatario, pero es el arrendador quien debe recaudarlo y enterarlo en las arcas fiscales, para lo cual deberá concurrir con el contrato o convenio de arriendo y el último recibo de contribuciones de bienes raíces hasta la oficina del SII de su domicilio o del de la casa de veraneo. Allí harán el cálculo del monto final que debe pagarse, y para ello hay plazo hasta el día 12 del mes siguiente.

Quien no cumpla con esta parte del proceso, sepa que está cometiendo una falta y que las multas por no pago son de hasta un 300% del valor del impuesto. Y si alguien reclama que nunca se enteró de esto, probablemente ahora tenga la mala suerte de hacerlo cuando un funcionario del SII golpee a la puerta del inmueble, ya que la institución emprende todos los veranos un plan de información y fiscalización al respecto. Es de esperar que, para entonces, no sea muy tarde.

Que no haya dudas

Para hacer de la operación algo más seguro, además de dejar siempre un comprobante por escrito de ella, Valdivia entrega dos sugerencias más: ver el registro en Dicom del posible arrendatario, para que aclare un eventual "antecedente complicado"; y que, ojalá, la operación sea hecha por un corredor de la zona.

Más información
• En Internet: www.sii.cl; www.acop.cl

El Mercurio, viernes 03 de febrero de 2006

Términos y Condiciones de los Servicios
© 2011 Empresa El Mercurio S.A.P.