GUÍA DE SERVICIOS

Nacionalidad:
Ahora es más fácil y rápido ser chileno

* Con el reciente cambio a la Constitución, los hijos nacidos en el extranjero adquieren esa calidad por derecho sanguíneo.

La reciente reforma de 58 artículos de la Constitución Política de Chile introdujo diversos cambios; entre ellos, uno que tiene que ver con el derecho a la nacionalidad para los nacidos fuera del país.

Antes de la modificación, se establecía que eran chilenos los hijos del padre o madre de esta misma nacionalidad nacidos en el extranjero, siempre que cumplieran con el requisito de avecindarse aquí por más de un año.

Esto cambió el 17 de septiembre pasado cuando se estableció que los chilenos que hubiesen perdido la nacionalidad (sea por motivos laborales u otras exigencias por residir en países extranjeros) la mantendrán de pleno derecho.

Según informan en el departamento de difusión de la Dirección para la Comunidad de Chilenos en el Exterior (Dicoex), para hacer efectivo este derecho, quienes se encuentren en esta situación deberán concurrir a los consulados para llenar una "Solicitud de Eliminación de Anotación de Pérdida de Nacionalidad", la que será enviada por cada repartición al Registro Civil e Identificación.

Este último debe borrar del certificado de nacimiento dicha pérdida. El consulado, una vez hecho el trámite, informará a los interesados de su nueva situación.

Asimismo, se determina que los hijos de chilenos nacidos en el exterior serán chilenos por sangre, ya que la reforma restableció el principio de "ius sanguinis". Ellos serán inscritos en los consulados y recibirán sus documentos nacionales como todo chileno. Aquí se incluye también a los que actualmente son "niños apátridas", quienes por primera vez recibirán su nacionalidad.

También los extranjeros que hayan residido por más de cinco años en el país pueden solicitar ser chilenos. Para esto deben plantear su opción en el Ministerio del Interior, el cual mediante una disposición legal les dará la nueva nacionalidad.

Sólo por renuncia

Según la reciente reforma constitucional, la nacionalidad sólo se pierde por renuncia voluntaria y nada más. Ningún gobierno, ni autoridad del Estado, puede quitársela a un chileno, recalcan en la Dicoex.

Muchos de ellos, que llevan varios años viviendo en el extranjero y que recuperan su nacionalidad, podrán seguir manteniendo la que tenían antes. Pero no se trata de doble nacionalidad, sino de tener dos, aclaran.

Por lo tanto, al recobrarla, pueden o no desistirse de la otra. Para este caso el trámite es presentarse ante las autoridades respectivas del país de residencia a hacer la renuncia.

La doble nacionalidad sólo se puede tener cuando Chile y otro Estado suscriben específicamente un acuerdo con el fin de reconocer a sus ciudadanos esta calidad. Hasta el momento se tiene esta condición especial sólo con España.

En la Dicoex precisan que generalmente los chilenos que han vivido mucho tiempo en el extranjero han adoptado la nacionalidad extranjera, fundamentalmente por razones de beneficios laborales, contratos de trabajo, de salud y estudios. Esto, porque las legislaciones de muchos países los obligan a hacerlo, con el fin de que reciban los mismos beneficios que tienen los ciudadanos de ese país.

Así, muchos perdieron la nacionalidad por esta opción forzada. Sus hijos, que hubiesen nacido en Chile, también entran a adoptar la misma nacionalidad de sus padres por razones prácticas. Entre ellas, posibilidad de estudiar, lograr becas, desplazarse y tener sus documentos propios.

A modo de ejemplo, si un chileno vive hace varios años en Venezuela y ya tiene esa nacionalidad, puede recobrar también la chilena, a menos que haya una disposición legal de ese país que prohíba tener ambas, en cuyo caso el ciudadano deberá optar por una u otra.

¿Cuántos son?

El Primer Registro de Chilenos en el Exterior que realizaron la Dicoex del Ministerio de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de Estadísticas, INE, los años 2003 y 2004 en 100 países del mundo, estableció que la población emigrante chilena llega a los 870 mil individuos. De éstos, alrededor de 360 mil podrían recuperar la nacionalidad y otros obtenerla por primera vez. Las cifras más altas en este caso están en aquellos países con mayor población residente chilena, que son Argentina, Australia, Suecia, Canadá y Estados Unidos.

Más información

• En Internet: www.dicoex.net

El Mercurio, jueves 27 de octubre de 2005



Términos y Condiciones de los Servicios
© 2011 Empresa El Mercurio S.A.P.