Jonah Lomu, el potente gigante maorí que revolucionó el rugby moderno

El convertido ya en una leyenda de este deporte falleció ayer martes aparentemente por un problema renal.

18 de Noviembre de 2015 | 11:08 | DPA

Una leyenda.

Reuters
MADRID/AUCKLAND.- Medía 1,96 metros, pesaba 119 kilos y era capaz de correr los 100 metros en menos de 11 segundos. El gigante neozelandés Jonah Lomu asustaba a cualquier rival con su potencia, pero sus enormes zancadas fueron los primeros pasos del rugby moderno.

El "wing" de origen maorí, que falleció hoy a los 40 años de forma repentina, aparentemente por un problema renal que sufría desde hace más de diez años, revolucionó el deporte del balón ovalado en la década de los 90 y dio paso a la profesionalización del rugby.

"La mayor superestrella del rugby y un ser humano fabuloso", escribió en Twitter el apertura inglés Jonny Wilkinson, otra leyenda del rugby mundial y quizás el rostro más conocido del deporte junto al de Lomu.

Los padres de Lomu vivieron en el archipiélago polinesio de Tonga antes de emigrar a Auckland, donde Lomu nació el 12 de mayo de 1975. La potencia, el talento y la velocidad le venían en la genética maorí.

"Una vez intenté placar a Jonah y me tiró dos metros hacia atrás. Tuve suerte de no tener que placar más a ese hombre", dijo su compatriota Dan Carter, estrella de los actuales "All Blacks", que ganaron hace un mes el Mundial de Inglaterra.

"Para jugar contra los equipos de las islas del Pacífico tienes que estar preparado para romper las líneas, pasar el balón en el contacto y salir del campo como si hubieras tenido un accidente de coche", relató Wilkinson en el documental "Pacific Warriors" sobre la fuerza de los jugadores polinesios.

A la descomunal potencia tongana, Lomu sumó la organización y técnica neozelandesa, convirtiéndose en un hombre que parecía imparable.

Su explosión llegó en el Mundial de Sudáfrica 1995, donde anotó siete tries, cuatro de ellos en una memorable semifinal ante Inglaterra. Tenía 20 años.

"Espero no volver a verlo nunca", dijo el inglés Will Carling tras aquel encuentro. "Es tremendo, un monstruo y cuanto antes se aleje, mejor".

Los "All Blacks" de Lomu perdieron la final de 1995 ante Sudáfrica y cayeron cuatro años más tarde en semifinales con Francia. Fue el su segundo y último Mundial. Entre ambas ediciones anotó 15 tries, mejor marca de la historia e igualada recientemente por Bryan Habana. El sudafricano, no obstante, lo logró en tres Copas del mundo.

Según Bloomberg, la actuación de Lomu en el Mundial de 1995 ayudó a persuadir al magnate Rupert Murdoch para comprar los derechos de televisión del rugby del hemisferio sur.

"El acuerdo de 550 millones de dólares entre News Corporation con Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica transformó al deporte en profesional", señaló el medio estadounidense. Lomu firmó después millonarios contratos con Adidas y Heineken.

Antes de la "era Lomu" era normal ver a hombres delgados sobre un campo de rugby. No cobraban por jugar. Ahora son cuerpos de élite perfeccionados con horas y horas de gimnasio.

"Jonah Lomu era una combinación extraña de tamaño, potencia y velocidad y cambiaba el juego en cualquier lugar del campo", señaló el primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, tras la muerte del ala.

"Un tren de carga con zapatos de ballet", lo definió una vez el australiano Peter FitzSimons, ex jugador de rugby y actual periodista.

El ex seleccionador de Nueva Zelanda Graham Henry también alabó a Lomu: "Anotó ensayos que ningún otro jugador habría logrado".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores