"Espíritus animales": ¿Influye este factor en la economía de un país?

El subsecretario de Hacienda ha citado este concepto -acuñado por el economista John Maynard Keynes- en varias ocasiones para graficar el clima de "desconfianza" en Chile. Pero, ¿qué significa este término?

03 de Octubre de 2015 | 01:00 | Por Marcela Flores, Emol

John Maynard Keynes

Latin Stock

SANTIAGO.- "Confianza" podría ser la candidata perfecta para coronarse como la palabra del año en Chile. Nació luego de la crisis política desatada con los casos Penta, SQM y Caval, y tomó fuerza en lo económico, cuando Rodrigo Valdés reemplazó a Alberto Arenas como ministro de Hacienda para transformar la imagen del Gobierno en una "dialogante".

"Necesitamos señales de confianza para invertir" han repetido los empresarios, apoyados por economistas nacionales e internacionales, frente a la incertidumbre que ha generado la batería de reformas con las que llegó el Ejecutivo el año pasado. Algunas de ellas las han considerado como "mal diseñadas" lo que perjudicaría, para los gremialistas, la ya desacelerada económica nacional.

Esta "incertidumbre" se agudiza por el contexto internacional: la desaceleración China, la caída de los precios de los commodities, las dudas sobre los efectos que generará el alza de la tasa de interés en Estados Unidos y la recuperación menor a la esperada de la última crisis financiera.

Esta "confianza" con la que se mueve el mercado fue acuñada en la década los '30 por el economista John Maynard Keynes como "espíritus animales", como crítica a las teorías neoclásicas que postulaban que las personas se guían sólo por cálculos probables para tomar sus decisiones económicas.

"Los humanos no son robots -como parece sugerirlo la psicología del homo economicus racional ideado por la escuela neoclásica, cuando se toma al pie de la letra-, sino que también se mueven por pasiones, básicamente temor y codicia, que amplifican y deforman las tendencias objetivas en curso", explica el académico de la Universidad Alberto Hurtado, Armando di Filippo.

Espíritus Animales:
Aparece en el libro Teoría General del empleo, el interés y el dinero de 1936


El economista grafica el efecto de estos "espíritus animales" cuando Keynes asesoró al presidente Franklin Delano Roosevelt en la preparación de sus estrategias para la superación de crisis de los años treinta, que sucedió a la caída de la Bolsa de Nueva York en 1929: "El peligro de esos estados de ánimo negativos fue recogido por Roosevelt en una famosa alocución donde exhortó a los norteamericanos a no tener temor, y dijo que solamente había que 'temer al temor mismo' por sus efectos paralizantes sobre la actividad económica", dice di Filippo.

Pero esta teoría también va acompañada de lo que se conoce como "la profecía autocumplida", "donde el temor a la retracción de la actividad económica acobarda a los inversionistas que por lo tanto precipitan con su propio comportamiento los acontecimientos que temen", detalla el académico.

Temor internacional


El subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, se ha referido en varias ocasiones a estos "espíritus animales", reconociendo en cómo se ha deteriorado su optimismo frente al escenario económico interno y externo y detallando que ese fenómeno también es mundial.

Ejemplo de ello es que el Índice Temor y Confianza de CNN Money, que mide "cuál es la emoción que está dominando al mercado", se mantiene en la parte más alta del "miedo" desde principios de agosto.

Mientras que el VIX, el índice que mide la volatilidad de las acciones de S&P tuvo el nivel más alto de este año -sobre los 40 puntos- el 24 de agosto cuando ocurrió el "lunes negro", desatado por la caída de las bolsas asiáticas por la incertidumbre ocasionada por la economía China. El nivel normal con el que se mueve este índice es cercano a los 10 puntos. Hoy está sobre los 20 y su peak fue tras la caída de Lehman Brothers en 2008, cuando superó los 80 puntos.

En general, las bolsas mundiales cerraron su peor trimestre en cuatro años ahora, en septiembre. En el caso de Wall Street, se habla que "el pesimismo está de moda" y que podrían venir caídas más pronunciadas. Pero algunos inversionistas han dado señales de "confianza" de que es momento para aprovechar el precio bajo de las acciones e invertir.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores