Trap, el género surgido de la marginalidad que irrumpe en la industria musical

Este estilo de música nacido en los '90 en Estados Unidos, surgió hace unos años en Latinoamérica y ha ganado popularidad por sus letras explícitas sobre sexo, drogas, lujos y violencia. Artistas como Bad Bunny y Anuel AA se han alzado como exponentes del género, que en Chile tiene a Pavlo Chill-E y Princesa Alba como embajadores.

11 de Noviembre de 2017 | 09:01 | Por Alondra Barrios y Constanza Troncoso, Emol
José Manuel Vilches, Emol | Imágenes de redes sociales.
SANTIAGO.- La semana pasada, el cantante colombiano Carlos Vives arremetió contra el trap, diciendo que es un género musical de "letras violentas, de descripciones sexuales explícitas; es contracultura, la contracultura existe y ha existido siempre".

"Es un género que no se lo voy a dar a mi hija", enfatizó uno de los mayores exponentes del vallenato, antes de subir al escenario de un festival musical en Santo Domingo.

Carlos Vives no se equivoca del todo. Este género musical nació en Estados Unidos en los '90 y luego fue apropiado por artistas latinoamericanos, especialmente aquellos del Caribe.

"El trap habla de la calle, de la marginalidad y la pobreza. Sus exponentes se muestran en los videos sin impostar nada, con joyas falsas y pistolas", comenta Andrea Ocampo, especialista en música popular. "El trap es la música de la calle y vuelve a ocupar un espacio que durante los '80 o '90 ocupó el rap", suma.

El ritmo está fuertemente influenciado por el uso de bases, sonidos bajos y electrónica. También reinan los sintetizadores y los distorsionadores de voz.

Entre sus principales embajadores están Benito Martínez o más conocido como Bad Bunny. El puertorriqueño de 23 años logró notoriedad en menos de un año, y ha colaborado con artistas como J Balvin y Maluma. "Por ti, ahora hago todo lo que quiero/ Sólo pienso en mí primero/ Tirando billetes adentro del putero/ Pal carajo el amor verdadero, yo solo pienso en hacer dinero", dice la lírica de "Soy peor", uno de sus grandes éxitos.


Bad Bunny logró notoriedad en menos de un año.

En su primera visita a Chile en septiembre de 2017, el intérprete acaparó la atención mediática tras la muerte de dos personas que salían de su concierto en Espacio Broadway. Las pistas que el artista utilizaba incluían sonidos de balacera, lo que confundió a los asistentes, quienes comenzaron a causar desórdenes. Las personas que murieron trataron de huir y resultaron atropelladas.

"La particularidad del trap es que sus letras se centran en la violencia, aparece mucho la idea de las disputas callejeras y los balazos", explica el periodista Richard Sandoval, creador de Noesnalaferia.

"Uno se puede cuestionar todo lo que pasó en el concierto de Bad Bunny en Chile. ¿Hasta qué punto el trap alimenta un imaginario marginal con aspiraciones del capitalismo? El trap tiene por esencia la juventud, la rebeldía y los malos pasos. Sentirse una oveja perdida", agrega Ocampo.

Otra figura a destacar es su compatriota Anuel AA, uno de los primeros exponentes, quien tiene la particularidad de retratar en vida lo que sus letras claman. En abril de 2016 fue arrestado por porte de armas. Sus fanáticos se manifestaron en las afueras de la cárcel de Guaynabo, Puerto Rico, clamando su libertad.

Ozuna, Bryant Myers y también Maluma se han apropiado de este estilo música, mezclándolo con ritmos urbanos como el reggaetón. Entre los dos géneros existen algunas similitudes, pero también diferencias. "El reggaetón también surgió de los suburbios, de la pobreza de Puerto Rico. En sus inicios estuvo ligado a la violencia y el crimen, pero hoy perfectamente puede ser pop o romántico", cuenta Sandoval. Ocampo agrega: "Los elementos son muy parecidos, pero el trap parece más consciente de que es rebelde y contestatario frente a un otro o frente al poder".

Chile no ha estado ajeno al fenómeno del trap. Pavlo Chill-E, por ejemplo, representaría el lado más oscuro y marginal de este ritmo. Es decir, más apegado a sus orígenes. En tanto, Princesa Alba, quien se convirtió en un fenómeno de las redes sociales con "My only one", encarnaría un trap más cercano al pop.


Princesa Alba es fenómeno en redes sociales.

El género, sin embargo, ha ganado críticas y cuestionamiento por parte de entidades como la Academia Latina de la Grabación. Gabriel Abaroa, presidente de los Grammy Latinos—y cuyo evento de premiación se transmitirá el jueves 16 a las 22:00 horas por TNT— , señala que el organismo "respeta la libertad de expresión" de los músicos que hacen este tipo de melodías. Es un fenómeno que se está debatiendo porque no se sabe bien hacia dónde va y qué es lo que quiere (...) Va a estar sujeto a mucha discusión, va a generar mucha polémica", dice.

"El trap ha ido suavizando su discurso y agresividad, ahora hay trap romántico y más suave, más cercanos al pop", comenta Sandoval. "Es lo que pasa en la música urbana al ingresar a la industria musical, para llegar a más gente y ser más comercial", agrega.

A la fecha, intérpretes de otras corrientes musicales como Shakira, Kanye West y Beyoncé, han realizado producciones de trap, sumándose al éxito de la última vanguardia musical.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores