¿PSU más inclusiva?: Fuerte alza de personas con discapacidad inscritas para la prueba

En la edición anterior de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), se anotaron 92 postulantes con capacidades diferentes. Este año, la cifra llegó a 452.

15 de Noviembre de 2017 | 08:23 | Por Diego Almazabar, Emol
Shutterstock
SANTIAGO.- Ya no queda nada. En dos semanas, miles de estudiantes del país se jugarán un paso importante en la educación superior cuando les toque dar la Prueba de Selección Universitaria (PSU).

Sin embargo, la prueba que se realizará el 27 y 28 de noviembre tendrá una diferencia con respecto a las ediciones anteriores, que marcará un hito en materia de inclusión y un cambio en las barreras que enfrentaban muchos al rendir la PSU.

Esto porque para el proceso de ingreso 2018, las inscripciones de personas con discapacidad se quintuplicaron en comparación al 2017, donde se pasó de 92 a 452 postulantes.

De acuerdo a los datos del Proceso de Admisión del Demre, los inscritos de personas con discapacidades auditivas pasaron de 6 a 78; de 52 a 118 en discapacidades físicas, de 2 a 135 en intelectuales y de 7 a 55 en psíquicas; y en la discapacidad visual el cambio fue 25 a 66 personas.

Las razones


De acuerdo a la directora del Demre, Leonor Varas, una de las razones del aumento de las cifras está en el formulario de inscripción de la prueba, donde por primera vez se incluía la pregunta de si el postulante tenía alguna situación de discapacidad.

"Era difícil que los postulantes encontraran la información para señalar su discapacidad. Antes estaba en los reglamentos y en las normas, pero perdido en ese cúmulo de documentos. Por eso las solicitudes de los años anteriores eran mucho menos. Pero ahora con esta posibilidad vemos que estamos llegando a la gente que quiere estudiar y que sabe que puede hacerlo", señaló.

Además de ese cambio, un equipo interdisciplinario, que sumó al Ministerio de Educación (Mineduc) y al Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis), realizó un diagnóstico para definir cuáles serían los ajustes para los estudiantes con capacidades especiales.

Un signo de que un país es más civilizado es cuando empieza a compensar inequidades de la gente que es minoría

Leonor Varas, directora del Demre
De esta manera, se contactaron con los jóvenes para saber qué herramientas necesitaban. Fue el caso de Bruno Prieto, estudiante ciego de Quilpué que rendirá la prueba.

"Para que un ciego pudiera dar la PSU, antes había que mandar una serie de papeles y un montón de trámites muy engorrosos", dijo Prieto, que quiere estudiar ingeniería civil informática. Ahora, cuando le preguntaron que necesitaba para dar la prueba, pidió un computador que tuviera un lector de pantalla especial.

Precisamente, algunos de los ajustes incluyen que una persona ciega podrá dar la PSU con un software de lectura y el acompañamiento de un examinador; también se permitirá el uso de una computadora para personas que no pueden manipular hojas, por ejemplo aquellos que tienen piel de cristal; y las personas sordas tendrán el apoyo de un intérprete. Todos tienen la posibilidad de realizar el test en una sala individual.

PSU más inclusiva


Que se logre llegar a las personas con discapacidad, para la directora del Demre "es un signo de que un país es más civilizado cuando empieza a compensar inequidades de la gente que es minoría. Por ejemplo, hemos llegado hasta Juan Fernández para que 12 alumnos puedan dar la prueba. Siempre se ha hecho el esfuerzo por las minorías, que en este caso son las personas con discapacidad".

Sobre la idea de que estos cambios hagan de la PSU mucho más accesible y equitativa, Carolyn Sánchez, directora ejecutiva de la Corporación para la Inclusión de Personas con Discapacidad Visual y Sordociegas (CIDEVI), dijo que "corresponde a los procesos que se tienen que dar con el tiempo. Esto habla de una real inclusión, de que las personas con situación de discapacidad quieren ser tomados en cuenta y esta es la forma como todos deberían ingresar a la educación superior".

Al ser el primer año en que se realizan estos ajustes, y bajo el contexto de la ley de Inclusión Laboral –que garantiza los derechos de los trabajadores en situación de discapacidad- Sánchez sostuvo que "el Estado recién se está haciendo cargo en hacer las adecuaciones que corresponden. En el tema de discapacidad e inclusión, todavía estamos muy incipientemente hablando de una forma teórica. Pero estos procesos son los primeros pasos para creer en la real inclusión".

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores