Magnified Healing, la sanación energética femenina que recupera el equilibrio

Es una técnica joven que comenzó a ser divulgada desde 1992 y se realiza con la energía de Kwan Yin, la diosa de la misericordia y compasión en China y el aspecto femenino del Buda.

24 de Diciembre de 2012 | 14:33 | Por Francisca Vargas V.
El Magnified Healing es una terapia integrativa o complementaria, que según afirman, induce un trascendental proceso de equilibrio energético, físico y espiritual.

La sanación proviene de Estados Unidos y fue dada a conocer, hace diez años, por Giséle King y Kathryn Anderson, ambas connotada maestras de Reiki y con un fuerte desarrollo espiritual.

Según, datos de la organización norteamericana, hay más de 85.000 iniciados en este método en 84 países del globo.

“Es una modalidad curativa antigua, que fue introducida en 1983 a la tierra y busca el avance espiritual de la humanidad y la Tierra, en esta época donde se están dando cambios cósmicos de energía y la humanidad tiene ahora la oportunidad de entrar en una conciencia de la creación”, se lee en su sitio oficial.

Explican que para enfrentar estos “cambios” es necesario que las personas se curen a nivel físico, emocional, mental, etérico y espiritual, y que para lograrlo, afirman que, esta terapia de sanación y autosanación establece una corriente constante de energía que va del corazón, pasa por la coronilla o tope de la cabeza para llegar a la “Fuente de todo lo que Es”, la Mente Infinita (el cielo) y después desciende hasta el centro de la Tierra.

Se dice también que es una sanación femenina porque la imagen que la representa y acompaña es de diosa Kwan Yin, una “madre cósmica”, que ha tenido infinitas representaciones en diferentes culturas del mundo, siendo considerada también como el aspecto femenino del Buda. Su energía es sutil que contiene, acoge y su poder estriba en que sana por medio del “amor compasivo” que se dice, es capaz de borrar memorias del pasado y eliminar aspectos heredados.

Energía magnificada

Carolina Tomckowiack, terapeuta y facilitadora de esta terapia (canalpleyadianodeluz@gmail.com) explica que el Magnified Healing o Sanación Magnificada, en su traducción, difiere de otras técnicas y en especial del Reiki, porque no se canaliza la energía sino que la persona co-crea y se convierte en esa energía que se acumula en el corazón. A su vez, esta energía es universal pero magnificada, es decir, purificada y elevada vibracionalmente, gracias a la intercesión de la Bodhisatva Kwan Yin, potenciada así desde las más altas fuentes, según afirma la especialista.

“Es una sanación poderosa que genera conciencia del poder que tiene nuestro corazón y al conectarte con esa energía divina cada una de tus células va cambiando su frecuencia vibratoria lo que produce que se vayan disolviendo bloqueos energéticos que producen enfermedades”, garantiza.

En la misma línea, el terapeuta Fernando Becerra (www.lapuertadelsol.cl) añade que con esta técnica, se van cerrando círculos karmáticos y se adecua el cuerpo físico para que pueda “contener” el nuevo flujo de energía “divina” y con ello la persona va tomando conciencia de que es “un ser de luz manifestado en la tierra”.

“Es especial para estos tiempos modernos de crisis, búsqueda o insatisfacción en nuestras vidas, porque te ayuda a restaurar tu conexión con el universo, despiertas y reconoces tu misión, a qué viniste a esta vida, tu propósito”, detalla Becerra. Señala que, otro punto central del trabajo es la formación del cuerpo luz o Merkabah, que dice es el vehículo de la ascensión y que para ello se usa geometría sagrada.

¿Qué produce?

Carolina Tomckowiack describe una sesión como una ceremonia mística, que ocupa afirmaciones para poder mover las creencias y expandir la conciencia.

“La persona está de pie, ya que de esa manera se activa el canal central de la columna que forma un tubo que conecta el cielo y la tierra en nosotros desde el corazón y con este movimiento se armonizan energías primarias relacionadas con el amor, la sabiduría y el poder de Dios”, dice.

Además, Magnified Healing integra la respiración, el sonido, el movimiento, el color. Lo que trabaja, en concreto, es el sistema nervioso a través de la imposición de manos y realiza un equilibrio de chakras. También estimula y distribuye el calcio en la columna vertebral, porque explican los terapeutas, se necesita que esté fuerte pero flexible y si está muy rígida o débil impide que fluya la energía universal que llega en la sanación.

“Después se prepara la ascensión y para ello se sana el Karma, que permite que la persona se expanda desde su corazón, ya que cualquier karma negativo es producto de la falta de amor hacia uno mismo”, afirma la terapeuta que atiende en el Canal Pleyadiano de Luz (Facebook).

Si le suena complicado toda esta información de energética, Carolina Tomckowiack, asegura que no lo es, al contrario, enfatiza que es simple pero muy profunda e incluso, testifica que permite realizar sanación y trasplantes a distancia.

“El proceso de sanación trasciende los límites del tiempo y el espacio, fundamentalmente, porque se trabaja con energía de quinta dimensión y puedes hacer estos transplantes a nivel sutil”, señala.

En términos prácticos, Fernando Becerra cuenta que Magnified Healing ayuda a disolver bloqueos que causan la enfermedad, entendiendo que el origen de cualquier padecimiento es una emoción no resuelta que provoca un bloqueo energético. “Al desbloquear, regenerar el organismo y sanar el karma ayudas a la persona a que entiendan lo que les sucede y muchas veces, eso provoca la curación física, emocional o espiritual que necesita”.

Para conocer la técnica, uno puede asistir a una sesión o bien, aprenderla por fases. La primera, se enseña en talleres de un día a dos, donde la persona queda certificada en “Master Teacher en Magnified Healing” con reconocimiento internacional. Los siguientes dos niveles son de especialización, donde la técnica se va enriqueciendo con otros saberes.