Héctor Vergara: la desconocida historia del sommelier más importante de Chile

Aprendió sobre vinos en Inglaterra y regresó a Chile 1991, cuando nadie sabía qué era un sommelier. Desde ese año ha sido la mano invisible que ha guiado el gusto de los chilenos por el vino.

05 de Septiembre de 2015 | 19:47 | Emol
LUN

Fue una sorpresiva cata a ciegas la que le hizo entender que quería dedicar la vida al vino. Una copa de cabernet que le hizo probar una polola cuando vivía en Bradford, Inglaterra.

"Era una botella de San Pedro, que no sé cómo ella lo había conseguido, porque no llegaba mucho de Chile en ese tiempo", recuerda Héctor Vergara (67), el sommelier más importante de Chile, en entrevista con "Sábado" del El Mercurio.

Tras ese episodio, Vergara se convenció de que tenía talento para degustar vinos y que podía desarrollar una carrera en el rubro. Y así fue: hoy es "Master Sommelier", el único chileno que ha llegado a ese nivel en The Court of Master Sommelier de Londres. Asimismo, es el encargado de seleccionar vinos para dos empresas y capacita a quienes atienden en restoranes en todo Chile.

Pero el camino que recorrió para llegar a ser lo que es, seguro pocos se lo imaginan. Entre 1965 y 1970 estuvo en la Escuela de Especialidades de la Fuerza Aérea, de donde egresó como cabo segundo.

Luego, siendo un veinteañero, Vergara militó en las Juventudes Comunistas y fue detenido para el golpe de Estado de 1973. Los militares lo interrogaban aplicándole electricidad y lo hacían participar en simulacros de fusilamiento.

En 1974 logró salir del país rumbo a Argentina y luego Inglaterra. En él país europeo debió hacer todo tipo de trabajo para subsistir, hasta que entró como garzón en el restorán italiano La Casetta, donde empezó a familiarizarse con la gastronomía y el vino italianos.

Posteriormente, en 1978 se trasladó a Londres, donde tomó cursos en el Wine and Spirit Education Trust y se insertó en el circuito de los sommeliers londinenses.

En la capital inglesa también encontró el amor y formó pareja con Marie José Lavdas, una francesa de Lyon, que había estudiado hotelería y lo ayudaba para mejorar su capacidad de catar vinos.

La pareja luego emigró a París, donde su carrera fue viento en popa. Sin embargo, decidieron dejar la capital francesa e irse a vivir a Canadá luego de que su primera hija falleciera a los pocos días de nacer.

En Toronto, Vergara trabajó en un lujoso hotel y se convirtió en padre por segunda vez. Además, con el retorno de la democracia en Chile, visitó su país natal y pudo ver con sus propios ojos lo que estaba ocurriendo en el área vitivinícola.

Así, en 1991 se instaló en Chile con su familia. Postuló a un par de hoteles, pero se dio cuenta de que en el país no estaban al tanto de lo que hacía un sommelier. Entonces, un supermercado lo contrató como encargado de las secciones de vino.

"No sabía lo que querían. Tenía que crearme el puesto. Poníamos cajas como si fueran una cava. Hacíamos ferias de vino y degustaciones de quesos. Me interesé por tener botellas de viñas pequeñas", cuenta.

Luego, su nombre llegó a oídos de Enrique Cueto, quien le encargó crear una carta de vinos para Lan Chile. Poco a poco, Vergara ya se había convertido en una marca registrada en el negocio del vino chileno.

Mejorar la vida de los garzones

En 1996, la vida familiar de Vergara dio un giro inesperado cuando su mujer, quien esperaba a su segundo hijo, comenzó a cojear. Primero lo atribuyeron al peso extra del embarazo, pero una resonancia y varios otros exámenes dieron el diagnóstico definitivo: esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

A pesar de que los médicos le pronosticaron 24 meses de vida, Marie José vivió hasta 2001.

Tras el duro golpe, Vergara se concentró en concretar un proyecto que desde hacía tiempo tenía en mente: la Escuela de Sommeliers. El objetivo del instituto es capacitar en el servicio del vino a quienes trabajaban en restoranes y hoteles.

Hoy, el sommelier más importante de Chile está nuevamente casado, pero sigue teniendo a Marie José en su corazón. Por eso, entre sus futuros proyectos está levantar una fundación para ayudar a quienes padecen ELA.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores