El gran salto de Portland

Los Blazers vencieron anoche 96-88 al elenco de Los Angeles. Con este resultado, la definición de la Conferencia Oeste de la NBA queda 3-2, con leve ventaja para los Lakers. Portland intentará igualar la eliminatoria el viernes en el sexto partido, que se disputará en su casa.

31 de Mayo de 2000 | 10:43 | DPA
LOS ANGELES, EE.UU.- El champán con el que Los Angeles Lakers pretendían celebrar su pase a la final de la NBA tendrá que seguir enfriándose en la nevera. Los Portland Trail Blazers vencieron ayer por 96-88 en la cancha de los californianos y forzaron un sexto partido con 3-2 para Lakers en la serie.

Scottie Pippen y Rasheed Wallace anotaron 22 puntos cada uno en este quinto choque, en el que los Blazers sorprendieron a unos Lakers tal vez demasiado confiados.

"Quería jugar con agresividad y dar mi mejor esfuerzo. Respondimos bien, todos dimos un paso adelante", explicó Pippen tras el choque, en el que también consiguió seis rebotes y seis asistencias pese a haberse dislocado dos dedos en su mano derecha en el primer cuarto.

Portland intentará igualar la eliminatoria el viernes en el sexto partido, que se disputará en su casa. Pippen insiste en que "seguimos estando entre la espada y la pared, pero si seguimos respondiendo así partido por partido todavía tenemos oportunidades".

El jugador más valioso de la Liga, Shaquille ONeal, sumó 31 puntos y 21 rebotes, pero no tuvo demasiada colaboración por parte de sus compañeros, que apenas sumaron el 38 por ciento de tiros de campo, incluyendo un paupérrimo 6 de 27 en tiros de tres.

Kobe Bryant hizo 17 puntos antes de ser eliminado a falta de 4:45 del final, mientras Ron Harper aportó 14.

Los Lakers se sentían confiados al comienzo del partido. Un triunfo les bastaba para llegar a su primera final de la Liga desde 1991. Salieron buscando controlar a Pippen, pero el seis veces campeón con Chicago mantuvo a su equipo en la disputa por el título.

El intenso comienzo de partido de los Blazers resultó decisivo. Portland se fue al descanso con un 53-45, incluyendo 15 puntos de Pippen, que cerró la primera mitad con un triple.

Los Lakers nunca tuvieron opciones de dar la vuelta al partido en el último cuarto, buscando desesperadamente tiros de tres sin precisión. Descendieron de trece a siete puntos de desventaja en el último minuto, con el partido ya decidido.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores