Eurocopa: Holanda también ganó con penal

Al igual que Italia, los holandeses vencieron en su debut, contra República Checa, por medio de un lanzamiento penal. El tanto fue anotado por Frank de Boer, luego de una falta contra su hermano Ronald.

11 de Junio de 2000 | 17:19 | EFE
AMSTERDAM.- Holanda defraudó en su debut en la Eurocopa frente a la República Checa, pese a que logró vencer por 1-0 gracias a un penal riguroso cometido por Nemec sobre Ronald de Boer que se encargó de transformar su hermano Frank en el minuto 89.

Pese a que el equipo naranja saltó al campo con fuerza y jugó en el comienzo del partido sus mejores minutos, se contagió poco del ambiente gélido que querían imponer los checos y tuvo a la fortuna de aliado en la segunda parte, ya que sendos remates de cabeza de los checos Nedved y Koller fueron repelidos por el poste en la segunda mitad.

El equipo holandés se estrelló ante la muralla defensiva checa en la primera parte, pese a que creó algunas ocasiones de peligro en disparos que abortó el excelente portero Srnicek o que salieron fuera.

El conjunto checo, amedrentado por enfrentarse al favorito para ganar la Eurocopa y en una catedral del fútbol como es el Amsterdam Arena, planteó de salida un sistema ultradefensivo, un 4-5-1 en el que únicamente quedaba en punta el gigantón Jan Koller (2,02 metros de estatura), un jugador poderoso físicamente pero falto de técnica.

Holanda, que formó con un 4-4-2 en el que Kluivert y Bergkamp eran los puntas y en el que sorprendió la presencia de Zenden como interior izquierda, desplazando a la tarea de organizador a Cocu, tuvo una salida fulgurante, en la que parecía que iba a arrasar, pero poco a poco se fue diluyendo y perdiendo consistencia.

Un par de disparos peligrosos de Kluivert, otros dos de Bergkamp y uno de Zenden pusieron en apuros a un Srnicek que estuvo inconmensurable en esos primeros minutos.

Pero a partir del minuto 20, Holanda se contagió de la frialdad que quería imponer en el partido su adversario, y ya no ofreció más que algunos destellos individuales sin peligro.

Un ejemplo del planteamiento miserable de los checos es que no efectuaron su primer disparo a portería en el minuto 37, y éste fue un chute de Smicer que salió desviado 10 metros, mientras que su única ocasión de peligro fue un lanzamiento duro pero lejano de Nedved que fue también fuera.

En la segunda mitad, el partido cambió totalmente, ya que Holanda salió relajada y los checos perdieron todos sus complejos y disfrutaron de varias ocasiones consecutivas.

Primero, Poborsky no acertó a empujar a la red un balón centrado por Nedved que ya había sobrepasado a Van der Sar, luego fue el portero holandés el que desvió milagrosamente un disparo a bocajarro de Koller, más tarde Nedved envió un cabezazo que dio en el palo y otro remate posterior de Koller fue repelido por el larguero.

Holanda, sin embargo, también tuvo sus oportunidades, como un duro lanzamiento de falta de Stam que despejó Srnicer y un disparo alto de Ronald de Boer, a centro de Bergkamp.

La victoria de los holandeses llegó cuando nadie lo esperaba, gracias a un penalti riguroso pitado por el colegiado Pierluigi Collina en el minuto 89 por un supuesto derribo cometido por Nemec sobre Ronald de Boer. A su hermano Frank no le tembló el pulso y engañó totalmente a Srnicer para establecer el 1-0 definitivo.

Alineaciones

Holanda: Edwin Van der Sar, Michael Reiziger, Jaap Stam (Bert Konterman, m.75), Frank de Boer, Giovanni Van Bronckhorst, Clarence Seedorf (Ronald de Boer, m.57), Philip Cocu, Edgar Davids, Boudewijn Zenden (Marc Overmars, m.78), Dennis Bergkamp y Patrick Kluivert.

República Checa: Pavel Srnicek, Tomas Repka, Radoslav Latal (Radek Bejbl, m.70), Petr Gabriel, Karel Rada, Pavel Nedved (Vratislav Lokvenk, m.90), Karel Poborsky, Jiri Nemec, Vladimir Smicer (Pavel Kuka, m.83), Tomas Rosicky y Jan Koller.

Goles: 1-0 (m.89), Frank de Boer, de penal.

Arbitro: Pierluigi Collina (italiano). Mostró tarjetas amarillas a Nedved (m.22), Frank de Boer (m.36), Poborsky (m.49), Repka (m.66) y Reiziger (m.90+), y expulsó a Latal por protestar (m.91), cuando estaba en el banquillo tras ser sustituido.

Incidencias: Primer partido de la Eurocopa de Holanda y la República Checa, correspondiente al Grupo D, disputado en el Amsterdam Arena ante unos 50.000 espectadores que llenaban por completo el aforo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores