Goldberg sólo quiere que le paguen

Al futbolista no le interesa saber si es Universidad Católica o Maccabi Tel Aviv, dueño de su pase, el club que se hará responsable de su sueldo (17 meses impagos) y gastos médicos por su lesión a la rodilla. Después de eso, o quizás antes, tendrá que regularizar su situación en Israel.

20 de Junio de 2000 | 09:49 | UPI
SANTIAGO.- El futbolista Rodrigo Goldberg hizo un llamado para que le cancelen los costos de la lesion que lo tiene alejado durante 17 meses de las canchas, mientras jugaba a préstamo en Universidad Catolica.

El 29 de noviembre de 1998 fue el ultimo partido que disputó el "Polaco", donde el elenco estudiantil enfrentó a Deportes Iquique. En ese encuentro el mal estado del campo le jugó una mala pasada, donde producto de una pisada resultó con una rotura de los ligamentos cruzados y lateral de su rodilla derecha.

Desde ahí en adelante, el deportista no recibió sueldo alguno de parte del club dueño de su pase, el Maccabi Tel Aviv, de Israel, debiendo el mismo asumir los costos médicos de la seria lesion sufrida.

Ni la institución cruzada ni el Maccabi Tel Aviv han asumido la responsabilidad de hacerse cargo del sueldo que se le adeuda al futbolista por el período de tiempo que no ha jugado profesionalmente.

Debido a esto, el ex delantero de Universidad de Chile presentó un reclamo por escrito ante la FIFA, detallando su situación, la que dictaminó el pasado 5 de junio que UC debía asumir los costos médicos y remuneraciones del jugador.

Sin embargo, el club de la franja presentó una apelación al máximo organismo del futbol mundial ante esta medida.

Rodrigo Goldberg, en declaraciones a Televisión Nacional, precisó: "A mí me da exactamente lo mismo quien me pague. El asunto es que lo hagan porque ya llevo 17 meses desde que recibí un sueldo por ultima vez. Uno nunca quiere ganarse la plata de esa manera. Me hubiera encantado haberla ganado en la cancha".

El futbolista reconoce estar sentido por la situación que está pasando, ya que muchas personas que antes se decían sus amigos, ahora le han dado vuelta la espalda. "Cuando uno está bien, hay muchos amigos, mujeres, pero cuando pasa lo contrario... si te he visto no me acuerdo".

"Cuánta gente que antes me palmoteaba la espalda en el estadio, ahora los miro y ni siquiera me saludan", agregó Goldberg, quien se ha preparado todo este tiempo para volver a la actividad futbolística, desertando incluso de participaciones en programas de televisión.

"Sueño el día en que voy a volver a jugar. Eso me pasa todos los días. Ni siquiera pienso con qué camiseta, sólo me imagino entrando a un estadio y jugando", sostuvo el jugador de 28 años.

Debido al alto costo de su pase, las ofertas recibidas han sido todas desechadas, por lo que deberá viajar los próximos meses a Israel, para terminar su contrato con el Maccabi Tel Aviv.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores