"Boca no tiene historia, nació grande"

La frase siempre retumba en la Bombonera, para sintetizar el glorioso pasado de uno de los dos clubes más populares de Argentina, flamante campéon de la Copa Libertadores 2000.

BUENOS AIRES.- La historia de Boca Juniors de Argentina, flamante campeón de la Copa Libertadores tras derrotar a Palmeiras de Brasil en San Pablo, en definición por penales, comenzó a escribirse en 1905.

En aquellas épocas, un grupo de inmigrantes genoveses, que se inspiró en los colores de la bandera sueca, fundó Boca Juniors, el equipo más popular del fútbol argentino, que conquistó su tercera Copa Libertadores de América.

Boca, que había sido campeón de la Libertadores en 1977 y '78, bajo la conducción del polémico DT Juan Carlos "Toto" Lorenzo, fue también campeón mundial de clubes en el '78 y ganó 17 veces el campeonato de su país.

Fundado exactamente el 3 de abril de 1905 en un banco de la plaza Solís, en el barrio de la Boca, el club debió cambiar en 1906 sus colores originales (blanco y negro a rayas) y decidió adoptar los de la bandera del primer barco que se viera en el puerto, finalmente, un barco de bandera sueca.

En 1908 se afilió a la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), en 1912 ascendió a Primera División y en 1919 logró el primero de los ocho títulos que obtuvo durante la era amateur, que concluyó en 1931.

Justamente ese año, Boca se convirtió en el primer campeón de la era profesional, en un estadio de madera, insuficiente para albergar a sus aficionados, que ya eran numerosos, pues el equipo había ganado popularidad durante una exitosa gira que realizó en 1925 por Europa.

En aquel primer campeonato profesional, lució el español Pedro Arico Suárez, que jugó 293 partidos y ganó cuatro campeonatos, el extranjero que más jugó en Boca, que en los años '30 contó también con los brasileños Domingos da Guia, Bibí y Moisés.

Boca tuvo en total diecinueve jugadores brasileños, una cifra inusual para un club argentino, sobre todo para un equipo caracterizado siempre por la garra de sus jugadores, no tanto por la técnica, como River Plate, su clásico rival.

En aquellos años '30 lució también el paraguayo Delfín Benítez Cáceres, que marcó 107 goles en 162 partidos y es el máximo goleador extranjero en la historia de Boca, que en los '40 tuvo como ídolo a otro extranjero, el uruguayo Severino Varela, que marcó 43 tantos en 69 cotejos.

En los '60 sobresalió otro brasileño, Paulo Valentim, bicampeón en 1962 y '64, con 67 goles en 105 partidos, en los '70 lució el peruano Julio Meléndez, en parte de los '80 y '90 el uruguayo Sergio Martínez y, ahora, en el nuevo milenio, sobresalen los colombianos Oscar Córdoba y Jorge Bermúdez, arquero y capitán, respectivamente, mientras su compatriota Mauricio Serna se repone de una grave lesión muscular.

Boca, que cuenta con un presupuesto de unos 40 millones de dólares y adeuda cerca de 50 millones (aunque su patrimonio supera esa cifra), tiene hoy como técnico al exitoso Carlos Bianchi, que lo consagró bicampeón argentino, mientras que su presidente es el joven y acaudalado empresario Mauricio Macri.

Ansa
Jueves, 22 de Junio de 2000, 10:58
Comentarios mejor valorados en Deportes
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion