El eterno masoquismo de la "Roja"

Después del amarguísimo trago de La Paz, los chilenos ya se preparan para enfrentar a Venezuela con las mismas frases de siempre.

20 de Julio de 2000 | 17:10 | El Mercurio Electrónico/EFE
SANTIAGO.- La estrujada frase común que dice que las penas del fútbol se pasan con fútbol tomó un matiz bastante más serio y obligatorio para la selección chilena, que tan pronto llegó a Colombia se dispuso a realizar el primer entrenamiento con vistas al partido con Venezuela, el proximo martes, por las clasificatorias mundialistas.

La impensada, pero justiciera derrota ante los bolivianos obligó al equipo que dirige Nelson Acosta -confimado por la dirigencia chilena hasta el final de la competencia- a viajar rápidamente a Cúcuta, localidad fronteriza entre Colombia y Venezuela que servirá de trinchera para las prácticas.

Pese a la debacle en La Paz, lo positivo pareciera ser la recuperación de Iván Zamorano, afectado de una lesión en los cartílagos de la rodilla derecha. Aunque aún no hay diagnóstico definitivo, el capitán chileno subrayó su interés en jugar el próximo partido y tendría suficiente tiempo para recuperarse.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores