Columna: Domingo negro... depende de Israel

Mauricio Israel nos tiene acostumbrados a sus ácidos comentarios, en busca de otra polémica por la pantalla chica. Pero lo de la noche del domingo rayó en lo vergonzoso, al criticar la sinceridad de un seleccionado y lanzar salvavidas al técnico de la "Roja".

24 de Julio de 2000 | 13:37 | Marcelo Cabello, El Mercurio Electrónico
SANTIAGO.- "Vivimos el domingo negro del fútbol chileno" fue la bomba de turno que lanzó Mauricio Israel desde la palestra del noticiero central de Chilevisión, situación a la que nos tiene acostumbrados, no extasiados, y que no llega a ningún lado.

Razones, de peso o no, debe haber tenido el periodista para invitarnos después de 15 segundos -pase a comerciales- a conocer la crisis del balompié criollo, basado en la eventual formación de una ANFP paralela y el devenir de la selección ante el compromiso con Venezuela.

Para eso, antes, visitó el set de "El equipo de primera" (Megavisión) -no sé si es en "diferecto"-, donde vertió su parecer de la "Roja", al igual que el resto de los invitados al programa que conduce el muy parlanchín Martín Lieberman.

Hasta ahí, suave como una pluma, pero tras contactarse telefónicamente con Javier Margas, la cosa cambió. Empeoró, derechamente, al saber el "bajoneado" temple de ánimo del defensa, llamado a la titularidad para el martes en San Cristóbal.

Conceptos como "difícil", "lejos" y "complicado" volver a estar en un Mundial desataron la sorpresa de los presentes. ¡Pero cómo!, lo cual fue proyectado por el punzante Lieberman al resto de los concentrados.

¿Por qué shock? Si lo de Margas fue una valiente y maravillosa ecuación entre espíritu y cuerpo, al mostrar que también es un humano, y se deprime ante la derrota, y bastante llenito de materia gris si se consideran los desempeños de ambos cuadros.

De Chile, no hablemos. Del elenco de Pastoriza, ha subido su nivel y apuesta a salir del final de la tabla, gracias a la localía y la sequía de su verdugo chileno: Iván Zamorano. Clarito.

Al parecer, Israel no aguantó tanta sinceridad y en su bloque de CHV se descargó para hablar de "domingo negro". Lo de Margas era imperdonable, que jugadores así no debieran ingresar al campo de juego, que pueden ser una mala influencia para los otros "niños", grandecitos por cierto.

¡Pará, Mauricio! Sus "bombas" pesan menos que las molotov de la UTEM. No se le cree y se desprestigia, más al revisar sus "vueltas de carnero" respecto de la "Roja".

De tibios comentarios a la selección, Israel pasó a ser el Bonvallet de la tele, sin claros argumentos. Previo al match con Bolivia, hizo público su apoyo irrestricto al calvo DT. Que había que apoyarlo hasta el final ¿final? Sí, y de toda la eliminatoria.

O sea, manga ancha a la ineficiencia, y corta, muy corta a la honestidad y racionalidad. Interesante modus operandis que llevará a que en la próxima cita, de regreso de la tanda de comerciales, el televidente haga un agradable zapping.

Después del "domingo negro" me quedé dormido sabiendo que a los cuatro rebeldes presidentes a la gestión de Mosquera, Bauzá, Hoffmann, Espinosa y Carma, no se han sumando más clubes.

Y soñando que Margas vista de corto y anote, aunque Chile empate o pierda. Quizá mejor una derrota para hablar de una reestructuración, de cambios, cosa que Israel bien maneja ¿o no, Mauricio?
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores