Chile ruega para cambiar fecha del partido con Brasil

Hasta la Fifa, incluso con la mediación del presidente de la CONMEBOL, Nicolás Leoz, la dirigencia chilena está tratando de enmendar el error que los hizo pensar que el encuentro con los brasileños era el festivo 15 de agosto y no el jueves 17 como en realidad está programado.

26 de Julio de 2000 | 19:21 | Patricio Corvalán C, El Mercurio Electrónico
SANTIAGO/ASUNCION.- Los dirigentes del fútbol chileno recibieron este miércoles una nueva nube negra sobre su horizonte cuando se enteraron a través de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) que el partido entre Chile y Brasil por la séptima fecha de las clasificatorias mundialistas está programado para el 17 de agosto y no para el 15 como se suponía.

La insólita desinformación de los personeros motivó que en la capital paraguaya -donde funciona la sede de la CONMEBOL- se realizaran urgentes gestiones para adelantar el partido en 48 horas, fecha que no sólo ya está siendo profusamente promocionada en Chile sino para la que el aparataje organizativo (que incluye millonarios concursos para el público asistente, reservas hoteleras y pasajes aéreos de todos los actores, entre otros puntos) ya estaba dispuesto, más aún considerando que el 15 de agosto es feriado en Chile.

Osvaldo Band, presidente de la Comisión Selección, había mostrado este mediodía ante los micrófonos radiales su extrañeza de que la CONMEBOL hubiese cambiado la fecha del partido para el 17, pero la respuesta desde Asunción es contundente.

"Nosotros siempre hemos dejado en claro que el partido entre Chile y Brasil es el día jueves 17 de agosto a las 21.00. No tengo idea de dónde los dirigentes chilenos pudieron creer que era dos días antes", dice Néstor Benítez, jefe de prensa de CONMEBOl.

"Sin embargo -agrega- ya esta tarde recibimos un fax desde Chile donde solicitan oficialmente a nosotros y a la FIFA que el partido se traslade al día 15. Personalmente, si Chile ya se ha puesto de acuerdo con los brasileños y ellos han aceptado, no creo que la FIFA tenga inconvenientes para modificar las fechas".

La respuesta de Benítez, en todo caso, no deja respirar tranquilos a los dirigentes chilenos. Según fuentes cercanas a la ANFP, algunos personeros conversaron telefónicamente con el presidente de CONMEBOL, Nicolás Leoz, para que aproveche su viaje de la próxima semana a Zurich, donde se encuentra la sede de la FIFA, para plantear personalmente la petición chilena.

Hasta el momento, más de la mitad de las entradas para el partido de Chile-Brasil ya se han vendido. En ellas aparece impresa la fecha: 15 de agosto.

¿Qué pasaría si el duelo finalmente se juega el jueves 17, día hábil, a las 21.00, en pleno invierno, con un viernes laboral por delante?

¿La ANFP estaría dispuesta a devolver las entradas para quien se sienta engañada por el error?

Ni Osvaldo Band ni el encargado de las comunicaciones en el organismo, Andrés Espinosa, pudieron ser ubicados para las respuestas. Que otra vez se necesitan.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores