En busca de la precisión

La tiradora con arco Denisse Van Lamoen se trasladó a Viña del Mar para encarar su última etapa de preparación para los Juegos Olímpicos de Sydney. La obra gruesa del trabajo ya está hecha, ahora hay que buscar motricidad fina y concentración.

11 de Agosto de 2000 | 11:49 | Arturo León, El Mercurio Electrónico
SANTIAGO.- El jueves se paseó por el centro de Santiago, devorándose el smog en vez de llenar sus pulmones con oxígeno y evitar así la alergia respiratoria que le produce el aire capitalino.

Entre otras cosas fue a retirar un arco hecho en Francia que le mandó el Comité Olímpico Internacional (COI), gracias a una beca que posee del organismo mundial, y a visitar a las autoridades de la Digeder. Por la noche partió a Viña del Mar para iniciar la última etapa de su preparación con miras a los Juegos Olímpicos de Sydney.

Una carta chilena para obtener medalla









En la calle casi nadie la reconoce, salvo los más adictos al deporte nacional. Sólo su teléfono celular le quita la atención que pone en las arterias capitalinas para evitar el alto tránsito humano y automovilístico. Con pocos días en Chile luego de seis meses en Francia y Europa, ya echa de menos, aunque cuando estaba allá la nostalgia la invadió cuando recién habían transcurrido un par de meses.

-¿Fue duro el trabajo en Francia?

-Sí, de verdad. Porque durante los primeros meses toda era novedoso, pero después tuve que luchar contra la nostalgia además de avanzar en la parte deportiva. Y más encima me dio anemia.

-¿Anemia?

-Es que no tuve una alimentación adecuada. En Francia se comen la carne cruda, al rojo vivo, y no existen las legumbres... la comida no era a la carta (dice riéndose). Perdí muchas vitaminas y proteínas.

-Pero en tu última competencia (GP de Dinamarca) recuperaste la confianza y subiste tu rendimiento...

-Es verdad, pero era una cuestión más mental que nada. El trabajo sicológico (experimentar con sensaciones, motivación y actitud) dio resultados y por eso pude pasar la ronda olímpica y luego superar a una rival mejor rankeada que yo (la georgiana Kathuna Poutkaradze, 11° del mundo).

-¿Por qué decidiste volver a Chile?

-Porque en Europa se acabaron las competencias y era lo mismo entrenar allá o acá. Además, en la cancha de Viña del Mar encontraré casi las mismas condiciones climáticas que hay en Sydney, especialmente respecto al viento. Con 200 ó 300 tiros al día espero encontrar la precisión que me falta.

-¿Todavía te molesta la lesión al hombro?

-Es que es una malformación del hueso acromio, cuyo dolor sólo superaré con una intervención quirúrgica. La tendinitis y la bursitis son muy dolorosas aunque con un buen calentamiento previo puedo lanzar sin problemas. Los dolores más fuertes llegan después, casi no puedo dormir para ese lado (derecho).

-¿Cuáles son las top en el tiro con arco?

-Las coreanas, de eso no hay duda. Entre el resto nos podemos ganar unas a otras.

-¿Y cómo se ve Sydney?

-Difícil, pero no imposible. En Dinamarca gané mucho, especialmente en el aspecto mental. Sé que puedo rendir y si me concentro flecha a flecha, quizá llegue a semifinales. De ahí a conseguir una medalla, quién sabe...

En busca de la precisión | Un juguete caro | ¿Subirá al altar?
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores