Salas se pondría la alba

No se trata de Colo Colo, sino del Real Madrid. Pese a que el técnico español Vicente del Bosque ha dicho que no necesita más delanteros, el chileno recalaría en la tienda hispana a cambio del pase del inglés McManaman y una cifra aún no determinada de dólares para la Lazio.

24 de Agosto de 2000 | 10:33 | El Mercurio Electrónico
MADRID/ROMA.- Poco a poco al técnico del Real Madrid, Vicente del Bosque, lo va seduciendo la idea de contar con un delantero de la talla del chileno Marcelo Salas. Pese a plantearle hasta el miércoles al presidente de la institución, Florentino Pérez, que no necesitaba más delanteros para cubrir el plantel con que enfrentará la temporada 2000-2001, dos elementos han ido variando su percepción.

El primero dice relación con la lesión de Fernando Morientes. Pese a que Del Bosque ha dicho que cuenta con los suplentes necesarios para acompañar a Raúl (Savio y Munitis son los principales), ninguno de ellos posee el finiquito y el olfato goleador necesarios para reemplazar al seleccionado español, que estará por lo menos dos meses alejado de las canchas.

En el otro entra a tallar el aspecto económico, un tanto diezmado en las arcas españolas por el fuerte desembolso que involucró la contratación del portugués Luis Figo (US$56 millones). Versiones de la prensa italiana dicen que el cuadro madridista ofreció US$27,5 millones por el "Matador" y que la Lazio habría pedido US$35 millones. Pero todo se zanjaría si las partes involucran el pase del inglés Steve McManaman.

El diario electrónico "Marca", de España, da cuenta del interés reiterado del conjunto italiano por McManaman, sobre todo luego de haberse trabado la contratación del holandés Zenden, de Barcelona, tras la partida de Sergio Conceicao a Parma. Además, el internacional inglés no parece estar en los planes de Del Bosque, que ni siquiera lo citó para su último encuentro.

Marcelo Salas tiene contrato por cuatro años más con la Lazio y su fichaje ya fue ofrecido al presidente del Real Madrid por un intermediario italiano. Pero los que verdaderamente tienen que dar el sí a la operación son Salas y su representante, Gustavo Mascardi, quien en España trabaja con Alberto Toldrá.

La definición parece ser cuestión de días, especialmente si Real Madrid no tiene que desembolsar tanto dinero y si McManaman y el "murciélago", como apodaron a Salas en España, están de acuerdo en cambiar de tienda.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores