Esa luz nunca se apagará

La antorcha olímpica que va rumbo a Sydney salvó ilesa del segundo atentado en dos días. Esta vez, otro adolescente quiso pasar a la fama y terminó detenido.

25 de Agosto de 2000 | 09:55 | Reuters
SYDNEY.- La antorcha olímpica que marcha en camino hacia los Juegos de Sydney, que se iniciarán el 15 de septiembre, sobrevivió el viernes a otro sabotaje.

En el nuevo intento, el tercero, de sabotear al fuego olímpico, un adolescente intentó apoderarse de la llama que portaba una corredora en la costa norte del estado australiano de Nueva Gales del Sur.

La antorcha salió ilesa nuevamente y el adolescente fue arrestado tras una breve persecución policial.

El jueves, otra persona intentó apagar la llama con un extintor de incendios.

El joven de 17 años salió de entre una multitud y se colocó en el camino del corredor, al tiempo que sacaba un extintor de fuegos de debajo de su abrigo. Pero sólo acertó a llenar de espuma a la corredora y a los espectadores cercanos, mientras la llama permaneció intacta.

En el primero de los tres incidentes, en julio, otro adolescente intentó sin éxito quitar la antorcha al corredor oficial que la portaba.

Más de 10.000 corredores tienen la responsabilidad de llevar la antorcha olímpica desde Grecia hasta Sydney, donde debe encender el pebetero olímpico el 15 de septiembre, en el acto de inauguración de los Juegos Olímpicos del 2000.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores