La valla para el bronce

Estados Unidos asoma como un cuadro fuerte, pero inexperto, el rival que Chile debería doblegar en su historia de consuelo en los Juegos Olímpicos.

26 de Septiembre de 2000 | 10:42 | EFE
MELBOURNE.- El camino que separa la nada del bronce para selección chilena se llama Estados Unidos, un rival con una buena preparación física pero sin gran experiencia.

El conjunto estadounidense que perdió la semifinal contra España demostró suficiente coraje para no darse por vencido después de recibir dos goles en veinticinco minutos, pero también graves errores de concentración. Bien asentado, ahogó el centro del campo español con su presión, pero sucumbió al contragolpe.

Estados Unidos es una mezcla de veteranía y juventud perfectamente estudiada. El técnico, Clive Charles, prescindió de grandes nombres y buscó que los mayores de 23 años diesen solidez a la zaga.

Quiso armar el equipo de atrás hacia adelante y por eso reclutó al portero reserva del Liverpool, Brad Friedel, un trotamundos que estuvo en el Galatasaray turco y en el Broendby danés antes de emigrar a Inglaterra.

En la defensa, buscó la experiencia de Jeff Agoos, que entró en un programa de formación en 1985 y ha sido internacional desde los 15 años.

Por último, buscó la velocidad de su lateral Frankie Hejduk, defensa del Bayer Leverkusen, con quien ha disputado la Liga de Campeones. Los tres jugaron el Mundial de Francia'98 con la selección absoluta.

Junto a estos, también destaca el centrocampista John O'Brien, un jugador formado en la escuela del Ajax, que se suele encargar de anular al creador de juego del equipo rival, y que es el potencial marcador de David Pizarro.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores