Sydney 2000: Segura ya no es héroe

Bernardo Segura conmocionó al mundo olímpico cuando fue descalificado y arrebatado de su medalla de oro en marcha, mientras celebraba en directo con el Presidente mexicano Ernesto Zedillo. Todos lo apoyaro. Hasta ahora que se supo la verdad.

06 de Octubre de 2000 | 09:45 | Reuters
MEXICO.- El marchista mexicano Bernardo Segura, a quien le fue negada una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Sydney, perdió también la confianza de las autoridades deportivas de su país, que lo han transformado de héroe en villano.

El 22 de septiembre, Segura consiguió el primer lugar en la prueba de 20 kilómetros de caminata en los Juegos Olímpicos de Sydney, pero fue descalificado por haber acumulado tres amonestaciones al no mantener contacto continuo con el suelo.

Segura ya había completado su vuelta victoriosa en el estadio olímpico de Sydney portando la bandera de México y estaba hablando con el presidente Ernesto Zedillo por teléfono, con las cámaras de televisión en vivo, cuando un juez le mostró la tarjeta roja que significaba su descalificación.

El presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Mario Vázquez Raña, abrió el camino de la sospecha en torno a Segura al considerar que el marchista había sido notificado de su descalificación antes de cruzar la meta.

"Lo único que puedo hacer es felicitarlo porque fue muy inteligente, más inteligente que yo, desde el momento en el que me hizo caer en un error, hizo caer en un error al estadio, e hizo caer a México en un brutal error", dijo Vázquez Raña.

"Me fui hasta el fondo del asunto en la defensa, pero fui el tonto más tonto de los tontos", agregó el directivo, en entrevista reciente con la cadena local MVS Radio.

"Nos manifiestan que sí lo sabía, que él llegó a la meta con pleno conocimiento de las tres amonestaciones", dijeron las autoridades deportivas.

LA DEFENSA DE SEGURA

"Los directivos están exhibiendo su ignorancia en materia deportiva y que no saben de marcha, porque hasta que aparece el tarjetón rojo acaba la competencia", comentó Segura, tras recibir una medalla simbólica de manos de una agrupación política.

"Si veo una, dos, tres o 20 tarjetas de amonestación, pero no veo la roja, no tengo por qué salirme, porque para eso están los jueces, para mostrarte tus infracciones", agregó el marchista de 30 años.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores