Brasil ya no tendrá DT omnipotente

"Se acabaron los tiempos en que el entrenador hacía todo... A partir de ahora todo será resuelto en grupo", dijo Antonio Lopes, nombrado coordinador de selecciones por la Confederación Brasileña de Fútbol.

16 de Octubre de 2000 | 10:27 | EFE
RIO DE JANEIRO.- Antonio Lopes, el hombre escogido para poner orden en la Selección Brasileña de fútbol, aclaró que con su nombramiento como coordinador técnico terminó la era del entrenador omnipotente.

"Se acabaron los tiempos en que el entrenador hacía todo", dijo el actual técnico del club Atlético Paranaense al diario "Jornal do Brasil". Lopes, de 56 años, fue designado el sábado por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) para sacar a la selección verde amarelha del atolladero.

"Dentro del campo no voy a interferir, pero fuera conversaré con el entrenador, con el preparador físico, el de goleros, en fin, con todos", dijo el flamante coordinador técnico.

Lopes deberá nombrar a un nuevo entrenador que llevará la batuta dentro del campo de juego pero será uno más del equipo. "A partir de ahora todo será resuelto en grupo", dijo al diario. El nuevo entrenador "tendrá que trabajar en grupo, demostrar diálogo".

Apenas unas horas después de aceptar el cargo, Lopes enfrentó su primer reto, cuando el entrenador interino José Cándido Sotto Maior "Candinho", anunció que no estará en el banquillo el 15 de noviembre cuando Brasil reciba a Colombia por las eliminatorias de la Copa Mundial del 2002.

En una conferencia de prensa el domingo, el coordinador técnico de la selección deslizó varios candidatos a reemplazar a Wanderley Luxemburgo, que perdió su empleo el mes pasado debido al irregular rendimiento de la selección tanto en las eliminatorias como en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000.

Lopes mencionó a Carlos Alberto Parreira, actual entrenador del Atlético Mineiro; a Oswaldo de Oliveira, del Vasco de Gama; a Luis Felipe Scolari, del Cruzeiro; y a Levir Culpi, del Sao Paulo.

A la hora de elegir al nuevo entrenador, "todo el currículum será tomado en cuenta, precisa ser un ganador", dijo Lopes, ex comisario de policía conocido por su férrea disciplina, su fe religiosa y sus supersticiones.

Lo que Lopes sí tiene claro es que el atacante Romario de Souza Faria, del Vasco da Gama, no tendrá que rogar más una plaza en el equipo titular.

"Romario debe estar presente en cualquier selección brasileña y creo que llegará fácilmente a la Copa (Mundial) del 2002", explicó al Jornal do Brasil. "Sólo bebe Coca-Cola, no fuma, tiene un buen organismo y todo eso contribuye".

El coordinador técnico de la selección sueña además con reforzar el ataque brasileño con el astro Ronaldo, alejado de las canchas desde hace meses debido a una lesión. "Es un jugador importantísimo, hace mucha falta", comentó. "Por las informaciones que tengo, está prácticamente recuperado y confío en su regreso".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores