Inter destrona a la Roma

Los milaneses derrotaron por 2-0 a los punteros del calcio goles de Hakan Sukur y Alvaro Recoba, mientras que el Parma hizo lo suyo con el Milán por la cuenta mínima, con tanto de Patrick Mboma, en el cierre de la cuarta fecha del calcio.

01 de Noviembre de 2000 | 19:59 | EFE
ROMA.- Inter de Milán y Parma lograron sendas victorias caseras, al imponerse al Roma y al Milán, respectivamente, por el mismo resultado de 2-0, en partidos que han cerrado la cuarta jornada de la Primera división italiana de fútbol.

Los goles fueron anotados por el turco Hakan Sukur (m.18) y el uruguayo Alvaro Recoba (m.68), por el Inter de Milán; y por el camerunés Patrick Mboma (m.4 y 66), por parte del Parma.

La derrota del Roma, que antes de la jornada lideraba la clasificación, deja ahora en la primera posición al Udinese, que por la tarde ganó a domicilio al Juventus Turín (1-2), igualado a puntos con el Atalanta, que se impuso al Verona (3-0).

El Roma del técnico Fabio Capello y del goleador argentino Gabriel Omar Batistuta se dejó el liderato y la condición de invicto en Milán. Y lo hizo con toda justicia, pues jugó mal, apático en los primeros instantes, y no supo reaccionar ante un Inter que, bien es verdad, puso empeño pero tampoco ofreció grandes cosas.

Un Inter de Milán en el que debutó con acierto el eslovaco Vladimir Gresko, que se incorporó a su nuevo equipo el pasado sábado, y que se impuso con dos goles, curiosamente, de los jugadores más silbados por la afición interista en los últimos encuentros: el turco Hakan Sukur y el uruguayo Alvaro Recoba.

Hoy ambos se llevaron los aplausos y apagaron los silbidos que en anteriores encuentros habían llegado por sus desafortunadas actuaciones (Hakan Sukur) y por las elevadas pretensiones económicas solicitadas para la renovación de su contrato (Recoba).

El Inter mejoró algo anteriores prestaciones, lo contrario que el Roma, que no supo encontrar nunca su ritmo. Esto dio unos primeros minutos de control interista, con el español Francisco Javier Farinós que efectuó un gran trabajo en la línea medular, y el balón más cerca del área visitante que de la local.

El gol llegó en el minuto 18, cuando, de cabeza, a la salida de un saque de esquina, el turco Hakan Sukur logró el perdón de la mejor manera de un grave error cometido dos minutos antes, cuando no supo definir encontrándose solo ante el meta Antonioni.

El 1-0 retrasó la posición del Inter de Milán, que cedió campo al Roma, que controló a partir de entonces. Pero el visitante no tuvo eficacia en ataque, donde ni Batistuta ni Delvecchio recibían en buenas condiciones.

Pudo, no obstante, igualar el Roma en el minuto 60, pero el remate de Francesco Totti encontró, primero, la mano del meta Frey y, después, el travesaño. No llegó la igualada y, ocho minutos después, el Inter de Milán sentenció en una rápida acción, con pase final de Gresko hacía Recoba y disparo del uruguayo que alojó el balón en las redes romanistas.

Ahí acabó todo, pues el Roma ya se supo en jornada negativa, mientras que el Inter vio como se llevaba un partido que se le presentaba muy complicado.

El Parma afrontaba al Milán con notables ausencias, sobre todo el ataque, donde salió en solitario el camerunés Mboma. Por contra, el Milán se presentaba con su ''tridente'' atacante, formado por el español José Mari, el alemán Oliver Bierhoff y el ucraniano Andreij Shevchenko.

Pero está claro que no todos es alinear más delanteros que el rival, sino que además éstos deben ser bien servidos. Así, un Parma agresivo y con ''hambre de triunfo'' controló desde el primer momento y obtuvo muy pronto el premio del gol, en remate por bajo de Mboma (m.4). El Milán jugaba deslabazado, sin saber contrarrestar el ánimo local y, en verdad, las cosas no avecinaban reacción alguna.

En la segunda mitad, el Milán se volcó más en busca del empate. Pero sus acciones eran más producto de la fuerza que da la desesperación que de un buen juego. El Parma, en tanto, sabía estar; se defendió e intentó sorprender al contragolpe. Y lo hizo de la forma más clásica: centro desde la banda a cargo del portugués Sergio Conceicao y remate de cabeza inapelable de Mboma ante el que nada podo hacer el meta brasileño-milanista Dida (m.66).

Pudo acortar distancias el Milán, pero al final se llegó con un 2-0 que le da al Parma su primera victoria liguera, lo que le permite dejar posiciones de descenso. En cambio, el equipo milanista desciende a la duodécima plaza y sigue dejando muchas dudas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores