¿Qué le pasó al rey?

Los analistas no logran entender qué le pudo pasar al recientemente destronado campeón mundial de ajedrez, Gary Kasparov, que no pudo siquiera asustar a su retador, el también ruso Vladimir Kramnik, quien en definitiva le arrebató la corona.

03 de Noviembre de 2000 | 12:58 | EFE
LONDRES.- El campeonato mundial de ajedrez que acaba de terminar en los estudios Riverside de Londres con la victoria del aspirante, el ruso Vladimir Kramnik, sobre su compatriota Gary Kasparov, número uno del mundo desde 1985, ha generado algunas incógnitas que quizás se resuelvan en los próximos días.

La primera, y la más importante, es la extraña forma de Kasparov, que no fue capaz de ganar ni una sola de las 15 partidas jugadas lo que constituye todo un récord negativo.

Además, y es otro hecho inédito en sus historial, hizo tablas en 11 movimientos en la séptima partida y en 14 en la decimotercera cuando ha sido siempre un jugador que se ha negado a hacer las llamadas "tablas de grandes maestros".

Otra incógnita es la "traición" a su personalidad en este mundial. El "ogro de Bakú" dejó de ser el ajedrecista aguerrido e impetuoso que nunca daba una partida por perdida y que cuando todos pronosticaban tablas luchaba horas y horas para conseguir la victoria.

De todas formas, Kasparov confesó que "algo pasaba" pero que no lo diría hasta finalizado el campeonato. El jueves dijo que "se había sentido completamente fuera de preparación" y que "había dejado escapar la oportunidad de ganar en las partidas tercera, duodécima y decimocuarta" y volvió a repetir que este sábado explicará todo lo que le ha pasado.

Kramnik, sin embargo, tampoco ha estado en su tónica habitual de jugador indolente y tranquilo con muchas tablas a sus espaldas y que confesaba para justificarse: "La diferencia entre el número uno y el número dos no es tan grande".

Pero, sin conocer tampoco las razones exactas para este cambio, Kramnik se retiró este verano a Menorca con su analista y preparador, el campeón español Miguel Illescas, donde trabajaron duramente en ajedrez, cuidando también el aspecto físico.

Además, recibió ayuda y asesoramiento de un experto ruso en sicología deportiva Valeri Krilov y antes de empezar el Mundial fichó a otros dos analistas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores