Hingis suma otra corona en Nueva York

La suiza derrotó a la veterana Monica Seles por 6-7 (5-7), 6-4 y 6-4 en la final del Master Series neoyorquino, sumando su noveno título de la temporada y el número 35 de su carrera.

19 de Noviembre de 2000 | 17:59 | EFE
NUEVA YORK.- La suiza Martina Hingis impuso su juventud y su mejor forma física para derrotar a la estadounidense Monica Seles en la última edición del Masters femenino, que ha tenido como escenario en el Madison Square Garden de Nueva York.

En dos horas y 20 minutos de intensa lucha, con intensas ráfagas de juego y a pesar de que el público neoyorquino se decantó descaradamente a favor de su adversaria, Martina Hingis se hizo con el noveno título de la temporada al vencer a Seles por 6-7 (5-7), 6-4 y 6-4.

El Madison se despidió como sede oficial del torneo que cierra la temporada con un gran encuentro en el que Seles, la ganadora más joven de esta competición con 16 años, volvió de nuevo a la final después de ocho años, cuando se impuso en cinco sets a la argentina Gabriela Sabatini.

La estadounidense de origen serbio tuvo el cuarto título en el Madison en su bolsillo pero su debilidad con el servicio y su evidente exceso de peso fueron factores que decantaron la victoria final para Hingis, más rápida y habilidosa al contragolpe.

La suiza, que ha dejado pasar la temporada sin ganar un sólo torneo del Grand Slam, ha obtenido por fin su recompensa en Nueva York imponiéndose en un emocionante encuentro en el que no obstante su brazo tembló en los últimos instantes, pues cometió una doble falta en la primera bola de partido.

Monica Seles, ganadora en tres ocasiones del Masters (1990-91-92) tuvo el cuarto título en su mano cuando tras hacerse con el primer parcial salvando tres puntos de set en el duodécimo juego ganó el desempate. Este victoria le animó en gran medida para colocarse luego con 4-2 y servicio, y desperdiciar después la gran oportunidad de su vida de vencer a Hingis.

La suiza, que no pierde un partido contra Seles desde las semifinales de Toronto en 1998, (12-2 con el de hoy) no bajó la guardia y sabiendo que su mejor físico ayudaría si la contienda se alargaba, forzó a su rival a un tremendo esfuerzo. Seles notó este castigo y tras ceder el segundo set tuvo que pedir ayuda para mitigar unos calambres en el muslo derecho.

No obstante, ambas jugadoras llegaron agotadas a la manga definitiva y eso se notó a la hora de sacar. Hubo en total siete rupturas y una ventaja inicial de la suiza de 3-1 que Seles neutralizó en un desesperado intento en el que se pudo ver el mejor tenis del torneo con la americana buscando desesperadamente los ángulos de la pista.

Seles, que no había cedido un set hasta la final logró mantener la igualdad hasta el 4-4 rompiendo a Hingis en ese juego, pero todo su esfuerzo se desvaneció en el siguiente cuando entregó su servicio. Hingis sirvió para ganar el encuentro con síntomas de calambre en su pierna derecha y cometió una doble falta en la primera oportunidad pero en la segunda confirmó su triunfo.

Este es el noveno título de Hingis en esta temporada (Tokio, Pan Pacific, Miami, Hamburgo, Hetogenbgosch, Montreal, Filderstadt y Zurich) y el 35 de su carrera.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores