Borg cuelga la raqueta

Parece que ahora es una decisión definitiva, que incluso lo aleja del Tour de Veteranos. El quíntuple campeón de Wimbledon perdió su último encuentro ante su archirrival, el estadounidense John McEnroe.

20 de Noviembre de 2000 | 15:19 | DPA
FRANCFORT.- El sueco Bjorn Borg no olvidará con facilidad su última actuación en Alemania antes de su despedida definitiva del circuito de veteranos y del tenis competitivo. Fue, de alguna manera, bastante menos gloriosa de lo que un campeón de su estirpe merecía.

Francfort fue el escenario donde el quíntuple campeón de Wimbledon cayó en la noche del domingo ante su viejo rival John McEnroe por 6-4, 4-7, 7-10.

Y, por si no fuera poco la derrota contra el siempre polémico "bad boy" estadounidense, otro infortunio se abatió sobre el frío escandinavo. El heterodoxo presentador de televisión Stefan Raab, uno de los más populares de Alemania actualmente, se apoderó de la cancha y y forzó a la leyenda del tenis a participar en un "show" más bien embarazoso. Un tanto malhumorado, Borg se prestó a intervenir en el espectáculo.

Diecisiete años después del término de su carrera profesional, Borg se despidió definitivamente esta temoporada del mundo del tenis. Con sus rivales de antaño, el tenista de 44 años, disputó en los últimos años el Tour de Campeones y el Grand Prix de Veteranos.

Todo el revuelo y jolgorio en torno a su despedida en Francfort reforzaron sin dudas su convicción de que llegó el momento de dedicarse a otras tareas. En el concierto de los veteranos "payasos" del tenis encabezados por los francéeses Yannick Noah y Henri Leconte y por el iraní Mansour Bahrami, el reposado sueco sólo pudo brillar en acciones deportivas.

Los trucos y bromas de los veteranos, aplaudidos a rabiar por el público, no le van a Borg. El sueco no fue nunca un hombre de espectáculo. Tranquilo, objetivo y casi frío jugó el ex campeón.

Con ese estilo destrozó a sus rivales, ganándose el calificativo de "Hielo-Borg". Hace algo más de 20 años, cuando la melena era larga, anchas las cintas en la frente y las raquetas de madera, dominó a placer el mundo del tenis.

Hasta ahora, Borg es el único jugador que ganó cinco veces consecutivas en Wimbledon (1976-1980), además de sus seis triunfos en Roland Garros de París (1974,75,78-81).

El hecho de que Borg se uniera en 1993 al Tour de veteranos creado por Jimmy Connors y que entretanto abarca 24 torneos en el mundo no sólo tuvo motivos deportivos: de los 75 millones de dólares que se estima que ganó en premios y publicidad no le quedó gran cosa. Pero las preocupaciones financieras parecen solventadas y la leyenda del tenis puede confiar en una vida tranquila. "No voy a viajar tanto y no quiero vivir con la maleta en la mano", dijo el sueco.

Mientras Borg va a dedicarse en el futuro al trabajo con las jóvenes promesas suecas, su "eterno rival" McEnroe, de 41 años, busca ya nuevos rivales para el Tour de Veteranos. Al fin y al cabo, tras anunciar que deja la capitanía del equipo de Copa Davis estadounidense, tiene más tiempo libre que nunca.

Uno de los candidatos más deseados es el alemán Boris Becker, quien dentro de dos años habrá alcanzado la "edad reglamentaria" de 35 años, pero también convocó publicamente al checo Petr Korda, que tras su desaparición de la escena en medio de un caso de doping, piensa volver a jugar algunos "challenger" a nivel profesional.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores