Inter y Juventus empatan en clásico italiano

Los milaneses, que caían 0-2 en los primeros diez minutos, lograron revertir el resultado adverso con goles de Blanc y Di Biagio, permitiendo sumar al menos un punto en el cierre de la 9a fecha del calcio.

03 de Diciembre de 2000 | 18:41 | EFE
MILAN.- El Inter de Milán y la Juventus se repartieron los puntos (2-2) en un partido en el que los visitantes no supieron mantener una muy favorable ventaja (0-2), cuando tan sólo se llevaban 10 minutos de juego, en una confrontación que cerró la novena jornada de la primera división italiana de fútbol.

El ''clásico'' italiano, jugado bajo la lluvia y con un estadio Giuseppe Meazza casi lleno, no tuvo gran juego, pero si contó con gran parte de los ingredientes que permiten mantener en vilo a los espectadores: goles, lucha, emoción, remontada e incertidumbre.

Ambos técnicos, el interista Marco Tardelli y el juventino Carlo Ancelotti, afrontaban un partido muy especial para ambos, pues el perdedor sabía que su puesto podría quedar en situación muy delicada. En especial en el caso del hoy entrenador local.

Tal vez por ello, de salida Tardelli se confió en un equipo más de trabajo, con el español Francisco Javier Farinós en un centro del campo a cinco junto a Jugovic, Javier Zanetti, Di Biagio y Macellari. En ataque combinó la fuerza y la genialidad, con Christian Vieri y el uruguayo Alvaro Recoba, este último al que algunos medios sitúan la próxima campaña justo en su hoy rival, aunque él lo desmiente.

Ancelotti, por su parte, siguió confiando en la ''conexión francesa'' Zinedine Zidane y David Trezeguet. Pero sorprendió dejando en el banquillo a Filippo Inzaghi y sacando en su lugar a Alessandro del Piero. Es decir, en teoría oponía una mayor agilidad mental ante un rival netamente más obrero.

No pudieron ir mejor inicialmente las cosas para Ancelotti, que vio como su Juventus se situaba con un favorable 2-0 cuando tan sólo se cumplían diez minutos de juego y justo por medio de su ''conexión francesa'': el primer tanto obra de Trezeguet (m.6), tras excelente pase de Zidane y, el segundo, en tiro de este último desde unos veinte metros que se ''comió'' el meta interista, el internacional sub 21 galo Sebastien Frey.

Habían funcionado hasta entonces el juego al primer toque, la movilidad y la búsqueda de espacios. El Inter, en cambio, parecía aún más perdido que lo estuvo en el partido copero del pasado miércoles ante un Parma que le endosó un 6-1.

Para su fortuna, otro francés, el interista Laurent Blanc, acertó pronto a rematar un saque de esquina lanzado por Recoba y a situar un 1-2 (m.13) que devolvía la esperanza a su equipo.

Seis minutos después llegó una cierta polémica, pues Vieri remató al fondo de la red juventina pero el colegiado anuló el tanto por entender que el delantero había empujado a Tacchinardi en el salto. Una decisión justa pero ampliamente contestada por los locales y que costó la amonestación al atacante.

El ''clásico'' había recuperado todo su sabor, pasión, emoción y dureza, con algún que otro golpe poco deportivo que llegaría después.

A partir de ahí, el Inter tomó el mando ante un rival ahora menos lúcido, que perdió por lesión a Antonio Conte (m.35), pero que sí estaba muy concentrado en taponar sus vías de acceso. Con ello, el partido se convirtió en una pugna casi exclusiva en el centro del campo que detuvo la locura anotadora del primer cuarto de hora.

Fue Vieri quien, a los cinco minutos de la segunda mitad, falló de una forma inexplicable el tanto del empate. Recibió un balón de oro de pies de Recoba y solo, a unos dos metros de la meta, envió alto. Tras ese susto, el Juventus recuperó su presencia y volvió a controlar el empuje local.

Tardelli, entonces, decidió sacar del campo a Macellari y poner al holandés Clarence Seedorf (m.60) en la búsqueda de una mayor claridad de ideas en la gestión del balón. Y en una jugada aparentemente sin gran peligro, llegó el empate: Di Biagio lanzó rápidamente una falta, el balón entró en una barrera aún no formada, dio en la espalda de Zidane y se coló en la meta juventina (m.66).

El Juventus sufrió el mazazo del 2-2 y, en el mismo minuto, la pérdida del defensa uruguayo Paolo Montero, que se retiró acusando problemas musculares. Incomprensiblemente, una vez realizado lo más difícil, que era igualar, Tardelli no sólo no machacó sino que se tornó conformista, metiendo al defensa Cirillo en el lugar de un Farinós (m.75) que estaba realizado un buen trabajo.

Lo pudo pagar caro el Inter, pues Trezeguet, en el primer minuto de la prolongación, estuvo muy cerca de dar la victoria al Juventus, pero esta vez el meta Frey estuvo providencial ante su compatriota. Eso sí, Tardelli, de momento, se salva.

Ahora, el Inter de Milán se ubica en la novena posición, con 12 puntos (a diez del líder Roma); mientras que el Juventus Turín es sexto, con 16 puntos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores