A Australia le cambiaron las pelotas

El capitán John Newcombe reclamó ante la Federación Española de Tenis por encontrar que las bolas con que se encontraron en Barcelona eran distintas a las que les habían facilitado en los entrenamientos en Marbella.

BARCELONA.- La final de la Copa Davis entre España y Australia ya se vive. Incluso parece haber comenzado la semana pasada cuando el hispano Alex Corretja derrotó a Lleyton Hewitt en el Masters de Lisboa. "Es una victoria moral de cara a la lucha de Barcelona", dijo Corretja.

Pero también comenzó la lucha sicológica. El capitán australiano John Newcombe dio parte oficial al juez árbitro Stefan Franson de que las pelotas de Barcelona no eran las mismas de los entrenamientos de Marbella. "Nunca me habían engañado de esta manera y lo encuentro como una actitud poco deportiva por parte del rival. La Federación Española nos envió un modelo de Penn ATP Tour a tierras andaluzas y ahora nos encontramos que jugaremos con otro distinto" confesó ayer Newcombe.

En el seno del combinado "aussie" se respiraba un ambiente de contrariedad porque "mis jugadores insisten en que la pelota del Sant Jordi pesa más y aventuro que a Corretja no le gustó en la sesión preparatoria del sábado y pidió que la reemplazaran", insistía el jefe de expedición australiano.

La Federación Española de Tenis había informado a su rival que la final se jugaría con Penn ATP Tour Regular Duty, que se caracteriza por la silueta de un tenista en posición de servicio grabada en la bola y, en el Sant Jordi, Australia se había encontrado el mismo modelo, pero con las nuevas pruebas del 2001 que no llevan ningún tipo de dibujo.

Sin embargo, Jorge Amilibia, responsable de competición, aclaró que "Penn va a mandar un certificado que demostrará que las dos pelotas son iguales y simplemente cambia el logo". El pesaje y la medición de la particular esfera amarilla con la que se disputará la final de la Davis dará la razón a unos o a otros, aunque, con independencia de eso, la organización española del evento ya hizo retirar todas las bolas que molestaban a los forasteros y los cinco puntos de la Davis se decidirán con la Penn que Australia utilizó durante las tres semanas de preparación en Marbella.

A partir de hoy, en el recinto de Montjuïc está previsto que lleguen una cantidad indefinida de nuevas pelotas que sustituyan las anteriores. La tensión se palpa en el ambiente a falta de cuatro días y Australia, si todo continúa con su curso normal, puede convertir el Sant Jordi en un auténtico infierno.

Esa es una de las bazas que creen tener los australianos a su favor pues "aunque el equipo español es mejor en tierra batida, si analizas a todos los jugadores, nosotros tenemos ventaja en la Davis. Sabemos cómo jugar esta competición más que ellos. Además, venimos sin nada que perder y mucho que ganar. España lo tiene al contrario", apunta Newcombe.
EFE
Lunes, 4 de Diciembre de 2000, 11:17
Comentarios mejor valorados en Deportes
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion