Lido Palace dio espectáculo en el St. Leger

El hijo de Rich Man´s Gold se cobró revancha de la derrota que le había propinado Penamacor en El Ensayo y esta vez triunfó con claridad, pese al medio cuerpo que separó a ambos ejemplares. Con esta victoria, el pupilo del trainer Alfredo Bagú se transformó en el primer caballo en conseguir la Triple Corona del Hipódromo Chile.

16 de Diciembre de 2000 | 19:40 | Arturo León, emol.com
SANTIAGO.- Lido Palace se cobró revancha. Lido Palace puso las cosas en su lugar. Lido Palace derrotó a Penamacor en el St. Leger y además de devolverle la mano al caballo que lo superó en El Ensayo, se convirtió en el primer ejemplar en conquistar la Triple Corona del Hipódromo Chile.

Poco pudieron hacer los restantes inscritos en la carrera (no corrió Crocante) ante la superioridad exhibida por Lido Palace y Penamacor, este último ungido como favorito por los apostadores. Salvo Puanguino, que marcó el ritmo de la prueba hasta que giraron la última curva, Richard Castillo y Luis Torres sólo tuvieron ojos y preocupación para ellos mismos porque ambos sabían que la definición correría por su cuenta.

Y así fue. Puanguino no tuvo la fuerza necesaria para disputar la victoria, pero sí le bastó para rescatar una meritoria tercera ubicación, y París Texas, el único en teoría que podía amagar a los dos favoritos, nunca adquirió protagonismo. El resto sólo tuvo un rol decorativo.

Al parecer la elección de partidas en el sorteo que se realizó el martes en un hotel de la capital jugó un papel importante. Porque al salir del cajón número uno, Penamacor corrió siempre pegado a las barandas interiores y nunca tuvo la oportunidad para buscar hacia el lado exterior de la pista, ya sea por decisión del jinete Torres o porque tenía a más de un rival a su costado derecho.

Castillo fue fundamental en el triunfoPor el lado de afuera, en cambio, Lido Palace hizo lo que le gusta, lo que siempre había hecho en sus actuaciones en la arena del Hipódromo Chile: correr libre, apurar cuando Castillo lo quisiera y atropellar con libertad en tierra derecha. El único obstáculo fueron las pequeñas molestias que le causó Why, cuando el látigo Octavio Vergara tuvo que hacer "milagros" para controlar su cabalgadura tras perder su silla de montar en la recta opuesta.

La definición comenzó a vislumbrarse cuando dejaron atrás el poste demarcatorio de los 900 metros finales. Fue ahí que Castillo apuró el accionar de Lido Palace y Torres debió ir en busca de su rival para no dejarlo trabajar con facilidad. Y eso no le gustó a Penamacor. Acostumbrado a correr libre y a lanzar una fulminante como incontenible atropellada, esta vez el hijo de Hussonet debió ir de menos a más y sostener su presentación más en su resistencia que en la fuerza. Y en eso, Lido Palace fue superior.

Richard Castillo lo sabía. Y el "gringo" dominó la tierra derecha con inteligencia, dándole a Torres una lección: que las carreras se ganan también con la cabeza, aparentando debilidades y mostrando la fuerza necesaria sólo cuando se necesita.

Medio cuerpo separó al ganador de su escolta, mientras que Puanguino se ubicó a 6 1/2, por delante de Millalonco y París Texas. El registro para los dos mil 200 metros fue de 2.18 3/5, muy lejos del récord que se mantiene en 2.12 2/5.Hombre y caballo se conocen de memoria

Lido Palace sumó su sexta victoria en diez actuaciones y sus premios se acercan a los 222 millones de pesos, gracias al bono (cercano a los 120 millones) que consiguió por redondear sin derrotas la Triple Corona del Chile.

Era la "carrera del año", según muchos. Y sin duda que lo fue, pero ahora habrá que rezar para que se vuelvan a encontrar en El Derby. Porque la cuenta está 1-1 y con Lido Palace y Penamacor, el espectáculo está asegurado.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores