Los Knicks ganan y pegan

Con su triunfo sobre San Antonio Spurs por 104-82, el quinteto de Nueva York llegó a los 31 encuentros sin que el rival supere la barrera de los 100 puntos. El técnico Jeff Van Gundy recibió un golpe en la cara de uno de sus jugadores que obligó a colocarle una sutura de 12 puntos.

16 de Enero de 2001 | 11:24 | EFE
HOUSTON.- Los Knicks de Nueva York vencieron 104-82 a los Spurs de San Antonio y volvieron a ser protagonistas en la NBA al ganar nueve de sus últimos diez partidos y llegar a los 31 consecutivos sin que el equipo rival supere la barrera de los cien puntos.

El partido estuvo a punto de ser la fiesta perfecta para el equipo de Nueva York, sin embargo la imagen agresiva del pívot Marcus Camby cambió el curso al protagonizar un incidente de violencia que dejó lastimado a su propio entrenador, Jeff Van Gundy, quien recibió un fuerte golpe en la cara.

El triunfo de los Knicks y la agresión de Camby encabezaron lo más destacado de la jornada de la NBA, que también dejó como ganadores a los Sixers de Filadelfia, los Lakers de Los Angeles, los Jazz de Utah, los Bucks de Milwaukee, los Kings de Sacramento y los Magic de Orlando, entre otros resultados.

El ataque de los Knicks estuvo liderado por el escolta Allan Houston, que anotó 31 puntos, y por el reserva Glen Rice, que aportó 20 tantos.

Los Spurs se convirtieron en otra víctima de la defensa de los Knicks, que llegaron a los 31 partidos sin permitir que sus rivales superasen la barrera de los 100 puntos.

Pero una vez más los Knicks emplearon el juego duro, que provocó que en los últimos minutos los ánimos se calentasen y el alero reserva Ferry no resistiera la provocación de Camby, que aparentemente lo golpeó con el codo.

Camby tampoco se controló y persiguió a Ferry por el campo con la intención de golpearlo, algo que impidieron sus compañeros y su entrenador, Van Gundy.

Este último saltó al campo para interponerse entre ambos y le tocó pagar el precio al ser golpeado de manera accidental con la cabeza de su propio jugador cuando lanzaba un puñetazo.

Tras recibir el golpe Van Gundy quedó tendido por espacio de un minuto, cuando se incorporó tenía la cara sangrante con un corte profundo en la parte baja del ojo izquierdo que lo obligó a abandonar el campo para recibir 12 puntos de sutura.

La suspensión de Camby por un partido es automática al haber lanzado un puñetazo a un jugador rival.

"Camby consiguió el golpe que muchos quisieran darme", bromeó Van Gundy después del incidente e indicó que, sin embargo, "eso no estropeó el juego que ha sido hasta el momento nuestro mejor partido de la temporada".

El entrenador de los Spurs de San Antonio, Gregg Popovich, tampoco terminó el partido en el banquillo ya que fue expulsado al comienzo del tercer período por protestar abiertamente contra la actuación de los árbitros.

En Filadelfia, la figura del base estelar de los Sixers, Allen Iverson, resurgió de nuevo en la competición al conducir el triunfo de su equipo que derrotó 84-79 a los Hornets de Charlotte.

Con la derrota y el triunfo de los Bucks, el equipo de Charlotte perdió el liderato de su división y cayó al segundo lugar con marca de 23 triunfos por 17 derrotas.

Iverson encestó 35 puntos, repartió siete asistencias y tuvo cinco robos de balón que lo convirtieron en el jugador más valioso de su equipo.

Los Lakers de Los Angeles continuaron su dominio sobre los Grizzlies de Vancouver en el "Staples Center", al derrotarlos 113-112 en el primer tiempo de prórroga.

El ataque de los Lakers estuvo liderado por el pívot Shaquille O'Neal, que encestó 31 puntos y atrapó 15 rebotes, y por el escolta Kobe Bryant, que logró por primera vez en su carrera un triple-doble con 26 tantos, 11 capturas de balón y 11 asistencias.

Los Jazz de Utah consiguieron por primera ocasión en más de dos meses sumar cuatro victorias consecutivas al derrotar 116-104 a los Rockets de Houston en el "Delta Center".

El alero Karl Malone fue la clave del triunfo al convertirse en el máximo encestador del partido con 29 tantos y 10 rebotes, mientras que el alero Donyell Marshal estableció una nueva marca como profesional al capturar 21 balones bajo los aros.

En Washington, el alero Glenn Robinson y el escolta Ray Allen se combinaron en el ataque para guiar a los Bucks de Milwaukee a su cuarto triunfo consecutivo al derrotar 101-95 al equipo local de los Wizards, que ligaron su séptima derrota.

Los Kings de Sacramento viajaron a Dallas para incrementar a 25 su marca ganadora al imponerse 116-105 al equipo local de los Mavericks que sumaron su tercer derrota.

Los Magic de Orlando se enfrentaron al equipo con la peor marca de la competición, los Bulls de Chicago, para sumar su tercer triunfo consecutivo al imponerse 113-104 al equipo visitante en tanto que los Pacers de Indiana derrotaron 89-74 al equipo más joven de la competición, los Clippers de Los Angeles.

Con el triunfo los Pacers continuaron su dominio sobre los Clippers al vencerlos por decimocuarta ocasión en los últimos 15 encuentros.

En Denver, los Nuggets sumaron su vigesimosegundo triunfo de la temporada al derrotar 122-111 a los SuperSonics de Seattle, mientras que en Oakland los Cavaliers de Cleveland pusieron fin a una racha de tres derrotas consecutivas al imponerse 107-101 a los Warriors de Golde State.

Los Nets de New Jersey viajaron a la ciudad de Atlanta para sumar su duodécimo triunfo de la temporada al derrotar 84-78 al equipo local de los Hawks, en tanto que en Minneapolis el alero Paul Pierce consiguió la puntuación más alta de su carrera con 42 tantos y Antoine Walker registró su tercer triple doble de la temporada, en el partido en el que los Celtics de Boston derrotaron 107-102 a los Timberwolves de Minnesota.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores