Jennifer Capriati es la nueva campeona del Abierto de Australia

La tenista norteamericana venció en la final a la suiza Martina Hingis, numero 1 en el ranking femenino de la ATP, en dos sets por 6-4 y 6-3. Adjudicándose el primer torneo de Grand Slam en su carrera.

27 de Enero de 2001 | 08:04 | DPA
MELBOURNE.- La estadounidense Jennifer Capriati apartó definitivamente sus viejos fantasmas al imponerse hoy a la suiza Martina Hingis en la final del Abierto de tenis de Australia por 6-4 y 6-3 en poco más de una hora, con lo que sumó su primer título del Grand Slam.

Capriati, que rompió a llorar y saludó a su padre nada más ganar, salió con una gran decisión y abrumó a Hingis desde el primer momento con la potencia de sus golpes. La estadounidense marcó el ritmo del encuentro, y no dejó entrar en el partido a la suiza, que perdió su segunda final consecutiva en Melbourne.

Un "Rod Laver Arena" completo en un soleado día en Melbourne se volcó hoy con la "ex niña prodigio" del tenis mundial, que hoy completó su "rehabilitación" tanto deportiva como personal. En cuanto ganó el punto decisivo, la tenista norteamericana dio un agudo grito y saltó de alegría. "No me lo podía creer, 'el momento finalmente llegó', pensé, y ahora sólo quiero disfrutarlo", explicó.

La estadounidense, que partía como duodécima favorita, arrancó el partido de forma fulgurante. Quebró el servicio de Hingis en el primero y en tercer juegos, y en un abrir y cerrar de ojos ya dominaba 4-0. La suiza recuperó una de las roturas, pero no pudo evitar que la estadounidense se adjudicase la primera manga por 6-4.

En el segundo set la suiza intentó una nueva táctica, preocupándose más de jugar largo y buscando menos golpes ganadores. Sin embargo, Capriati mantuvo la concentración y la paciencia, y obtuvo un break para adelantarse 2-3.

Hingis se vio contra las cuerdas y puso toda la presión que pudo a Capriati, incluso discutiendo con el árbitro en varias ocasiones. Pero Capriati tenía hoy su día, y se adjudicó el segundo y definitivo parcial por 6-3 con un resto de derecha ganador, consumando su segunda rotura y su triunfo en el torneo.

"Es fantástico, es tremendo", aseguró una eufórica Capriati, que dejó fuera en semifinales a la número dos del mundo y a la número uno en la final, y que confiesa que no pensó que podía ganar el torneo hasta "hoy mismo". "Creo que hoy no pude hacerlo mejor", analizó la estadounidense, cuyo padre y entrenador se atrevió a afirmar que "había visto jugar mejor" a su hija.

Por su parte, Hingis reconoció que Capriati "fue demasiado buena" en la final. "Supongo que mentalmente no tuve fuerza hoy", afirmó la suiza, que afirmó que "después de derrotar a Serena (Williams) en cuartos y Venus (Williams) en semifinales casi no podía andar".

Después de una vida con numerosos y pronunciados altos y bajos, la gloria le llegó finalmente a Capriati a los 24 años, y ahora se dispone a festejarlo. "Todavía no sé, no lo asimilé, pero creo que lo celebraré en casa, con mis amigos", concluyó la estadounidense con la mejor de sus sonrisas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores