Roma y Juventus siguen su carrera

Ambos cuadros lograron sendas goleadas ante el Nápoles (3-0) y el Vicenza (4-0), respectivamente, lo que los sigue dejando distanciados por tres puntos en la primera y segunda posición del calcio. El chileno Pascual De Gregorio jugó en la derrota del Bari.

28 de Enero de 2001 | 15:31 | EFE
ROMA.- El líder Roma y su inmediato perseguidor Juventus, con tres puntos de diferencia, prosiguen su particular duelo tras golear hoy, domingo, en casa al Nápoles (3-0) y Vicenza (4-0), respectivamente, en una decimosexta jornada.

Esta jornada tendrá importantes consecuencias tanto en la lucha por el título, que es cosa de tres: Roma, Juventus y Lazio, como en la no menos importante por el descenso, en la que seis equipos buscan no entrar en los cuatro fatídicos puestos: Vicenza, Verona, Brescia, Nápoles, Reggina y Bari.

Además, el técnico interista Marco Tardelli puede haber salvado su ''banquillo'' con un agónico e inmerecido triunfo ante el colista Bari (1-0) ; mientras que el Parma consiguió en Verona (0-2) su primer triunfo en los tres partidos que lleva bajo la nueva etapa de Arrigo Sacchi.

La Roma recibía a un Nápoles en zona de descenso pero que hace pocas jornadas, en su anterior visita al ''Olímpico'' romano, ganó a la Lazio y, con ello, el técnico sueco Sven Goran Eriksson dimitió de su cargo.

Además, los romanistas se presentaban con un sólo punto en las dos últimas jornadas, lo que hizo que su diferencia como líder hubiera disminuido y que ya se hablara de crisis.

Pero el partido se puso muy pronto a favor del Roma del técnico Fabio Capello, que se adelantó con un tanto de Marco Devecchio (m.18). El Nápoles se vio entonces obligado a abrir sus líneas y ello no hizo más que beneficiar a un equipo local que ya jugó a sus anchas.

El segundo tanto, no obstante, tardó en llegar, pues no fue hasta el minuto 39 cuando el ídolo local Francesco Totti robó un balón y acertó a batir nuevamente la meta napolitana.

Faltaba ahora el gol del argentino Gabriel Omar Batistuta y se hizo esperar, pues sólo llegó en el minuto 84, en remate bajo de cabeza, tras centro de Cafú.

Un 3-0 que calma las aguas romanistas y le permite mantener su ventaja. A destacar, por fin, el debut en Italia del centrocampista brasileño Emerson, quien saltó al campo en el minuto 56, dejando atrás varios meses de lesión.

Mucho más fácil lo tuvo aún la Juventus, que no tuvo piedad del Vicenza (4-0), en una tarde de total acierto del delantero juventino Filippo Inzaghi, autor de tres tantos (m.8, 42 y 69) y que dio la asistencia que permitió al holandés Edgar Davids (m.22) anotar el restante.

El partido, desde luego, fue un monólogo de la Juventus, que, incluso, pudo haberse ido con un marcador favorable más abultado, pues el Vicenza se mostró inferior, desaprovechó la ocasión del empate (m.16) y, luego, ya se vio pronto con el partido perdido.

Por si fuera poco, los visitantes sufrieron las lesiones de dos de sus jugadores. El juventino Alessandro del Piero (m.14) volvió por lesión del francés David Trezeguet.

Un partido muy esperado era el Fiorentina-Lazio (1-4), cuarto contra tercero. Dos equipos en alza, con los laciales que llegaban con dos triunfos desde que Dino Zoff se hizo cargo de su banquillo y los toscanos plenos de moral.

Además, el perdedor, pese a quedar mucha liga, iba a quedar, prácticamente, fuera de la lucha por el título.

El partido fue de neto color de la Lazio, pues suyo fue el dominio, el control, y el buen hacer ante un Fiorentina que falló en exceso en defensa.

El checo Pavel Nedved (m.33), el argentino Hernán Crepo (m.57 y 73), quien desde la llegada de Zoff ha recuperado su olfato goleador, y el chileno Marcelo Salas (m.85), uno de los mejores sobre el campo, materializaron un triunfo que aún pudo ser más amplio si Crespo acierta en otras tres netas ocasiones.

Un tanto de un Christian Vieri (m.39) que volvía, tras recoger un rechace tras un disparo del uruguayo Alvaro Recoba que dio en un defensa, concedió el triunfo casero al Inter de Milán ante un colista, el Bari (1-0), que no mereció perder.

El técnico interista, Marco Tardelli, jugaba con el ''espíritu Lippi'' sobre sus espaldas, pues se decía que un ''pinchazo'' le costaría el cargo en favor de quien sustituyó. Tal vez, en parte por ello, en las vísperas dijo que deseaba ganar aunque se jugase mal. Y su deseo se cumplió.

El Inter de Milán jugó mal, el público empezó a silbarlo poco antes de llegar el 1-0 de Vieri, y luego sufrió ante un Bari que falló claras ocasiones para empatar y además envió dos disparos a los palos (m.26 y 71), el último con el meta interista batido. Debutó el francés Dalmat (m.72) en las filas del equipo milanés. En el Bari jugó el chileno Pascual De Gregorio, quien ingresó a los cinco minutos de la segunda etapa y tuvo un regular cometido.

El Milán no pasó del empate en su visita al Brescia (1-1), pues no supo defender ni ampliar la ventaja lograda con el alemán Oliver Bierhoff (m.27) y luego sufrió en exceso tras el empate del local Dario Hubner (m.48). Al título ya ha dicho adiós, pues ahora el equipo milanés está a 12 puntos de al Roma.

Sacchi volvía con el Parma a una Verona donde inicio su proyecto del ''gran Milán'' (1987) pero también su ocaso como milanista en 1990 cuando allí perdió la Liga. Hoy logró su primera victoria en su segunda etapa parmesana, merced a los tantos de Di Viaio (m.38 y 58).

En partidos jugados en sábado, el Perugia ganó en terreno del Reggina (0-2); mientras que Lecce y Bolonia empataron sin goles.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores