Ferrari presentó la "bala roja"

Con un motor capaz de superar los 800 caballos de fuerza, el F-2001 parece haber sido hecho para superar a todos sus rivales en la máxima categoría del automovilismo mundial.

29 de Enero de 2001 | 10:21 | EFE
FIORANO, Italia.- El "F-2001", una "bala roja" impulsada por un motor capaz de superar los 800 caballos de potencia, es el nombre dado al nuevo vehículo con el que la escudería italiana Ferrari intentará este año revalidar los títulos mundiales de Fórmula Uno de constructores y el de pilotos, obtenido por el alemán Michael Schumacher.

Los italianos presentan el nuevo FerrariPresentado en la pista de pruebas que la fábrica tiene en Fiorano, Modena, ante más de 3000 enviados de medios informativos de los cinco continentes, el vehículo está totalmente proyectado y construido en la fábrica de Maranello y luce el número uno que distingue a los campeones del mundo de pilotos, en este caso Michael Schumacher.

Los encargados de levantar el velo rojo que cubría la "F-2001" han sido los pilotos Michael Schumacher, el brasileño Rubens Barrichello y el probador italiano Lucas Badoer, este último recuperándose del accidente sufrido en Barcelona hace apenas una semana.

A simple vista no parece muy distinto del auto campeón del año 2000, aunque tiene sustanciales variaciones, dictadas por las modificaciones técnicas aprobadas por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) para mejorar la seguridad. Así, a diferencia del vehículo de 2000, para cumplir las nuevas normas aerodinámicas, tiene un morro más bajo, el alerón anterior más alto y los laterales más alargados.

Asimismo, el habitáculo del piloto parece conferir a éste una ubicación más baja y una postura para el piloto más tumbada. Todo ello fruto de los estudios y las pruebas realizadas en la galería de viento que Ferrari tiene en sus instalaciones de Maranello.

El chasis de la "F-2001" es de material compuesto (fibra de carbono) y sus medidas son de 4.445 milímetros de longitud, 1.796 de ancho y 959 de altura. El peso, con agua, gasolina y piloto, está en los 600 kilogramos, mínimo exigido en el reglamento de la Fórmula Uno.

El "F-2001" está equipado con un motor 10 cilindros en "v" (denominado 050), que debe superar los 800 caballos de potencia, a 18.000 revoluciones. Tiene cuatro válvulas por cilindro y su capacidad total es de 2.997 cc. La inyección es electrónica digital "Magneti Marelli", así como el encendido electrónico estático.

El cambio es longitudinal, con diferencial autoblocante y comando semi-automático secuencial con control electrónico. Las marchas son siete, más la marcha atrás.

En la presentación del vehículo han participado, entre otros, el presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, y el de la FIAT (accionista mayoritaria de Ferrari), Paolo Fresco. Asimismo, estuvo el máximo responsable deportivo de la escudería, el francés Jean Todt, y los distintos responsables técnicos: Ross Brawn, Rory Byrne y Paolo Martinelli.

Una de las novedades de la presentación en relación al pasado, es que todos los discursos institucionales se han hecho en italiano e, incluso el propio Schumacher, reacio en anteriores ocasiones, ha efectuado sus declaraciones en dicho idioma.

Schumacher, que este año llevará por tercera vez en su carrera el "1" (la segunda vez con Ferrari, ya que tras la consecución de su segundo campeonato en 1995 se pasó a la escudería italiana llevando el preciado número), no ha dudado en indicar que desean mantener durante mucho tiempo este guarismo.

"No necesito hablar mucho, pues los dos títulos ganados el pasado año lo dicen todo. Ganar con Ferrari es especial, pero mi motivación no ha sido nunca tan alta como la de este año", añadió Schumacher.

Luca Cordero di Montezemolo, por su parte, ha dado las gracias a Jean Todt por su trabajo y prácticamente le ha asegurado que seguirá durante mucho tiempo en Ferrari al indicar: "Hemos luchado tanto para formar este equipo, que por nada del mundo permitiré que se rompa. Este grupo seguirá aquí durante muchos años".

Asimismo, por vez primera, manifestó que el deseo es "ganar el mundial del año 2001". "Muchas veces me preguntan por qué en las pasadas campañas no he hablado nunca al inicio de victoria. Este año declaro abiertamente nuestro objetivo, pues tenemos los medios y el entusiasmo para repetir lo logrado en 2000", añadió el presidente de Ferrari.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores