Pelé critica pases millonarios de futbolistas

"Nadie vale 10.000 millones de pesetas (US$55 millones), ni siquiera yo en mis mejores tiempos. Ni Di Stefano, Maradona o Cruyff. El fútbol está desquiciado", dijo.

30 de Enero de 2001 | 10:40 | EFE
MADRID.- Edson Arantes do Nascimiento, Pelé, ha declarado su contrariedad por las cifras astronómicas que se manejan en los traspasos de futbolistas y ha negado que tenga intención de convertirse en seleccionador de Brasil.

El astro, que ha sido premiado por la FIFA como mejor jugador del siglo, afirmó en una entrevista concedida a la revista española "Don Balón" que estas cantidades "son una auténtica locura", y aseguró: "Nadie vale 10.000 millones de pesetas (US$55 millones), ni siquiera yo en mis mejores tiempos. Ni Di Stefano, Maradona o Cruyff. El fútbol está desquiciado".

Apodado "O Rei" y considerado el maestro brasileño del fútbol, Pelé alcanzó la universalidad en la selección de su país, con la que logró tres títulos mundiales.

Sin embargo, el ex delantero no revalidará como técnico los éxitos que consiguió con el combinado brasileño, ya que aunque ha reconocido que se encuentra "capacitado para todo", no desea ser seleccionador de su país natal "por respeto" a su país, "no por miedo a lo que pueda pasar", según destacó.

"Si ocupara el banquillo y las cosas no fueran bien, pasaría tragos tan duros que no merecerían la pena ser pagados ni con todo el oro del mundo", confesó el ex futbolista, que puntualizó: "También decían que me presentaría a la presidencia de la FIFA, pero nada es verdad".

Tras su polémica con Diego Maradona por el premio de la FIFA al mejor jugador del siglo, el brasileño comentó el estado de sus relaciones con el "Pelusa": "Todo está en el mismo punto. El ha sido el que me ha atacado siempre porque nunca ha admitido un consejo de una persona que tiene más años que él".

"De todas formas", añadió, "me sigo interesando por cómo le van las cosas y le deseo que se recupere plenamente. Incluso es bueno que vuelva al fútbol con un cargo técnico".

En cuanto al controvertido premio, Pelé declaró no necesitarlo: "Ya estoy contento con los galardones que obtuve en el pasado. En 1958 me fue asignado un título, 'O Rei', y me basta con esto".

Pelé también habló sobre su enfrentamiento con la Confederación Brasileña de Fútbol, organismo al que inquirió: "¿Qué hacen con los ingresos multimillonarios de los partidos de la selección? ¿Favorecen a los jugadores jóvenes en algo? ¿Dónde se invierten los beneficios de cada ejercicio?". "Siempre hago las mismas preguntas y el silencio es la respuesta", recalcó.

El referente por excelencia para todos los delanteros señaló acerca de su compatriota Rivaldo que "es un grandísimo futbolista, muy necesario para el Barcelona y la selección brasileña, pero no es Dios. El no puede resolverlo todo porque en el fútbol juegan once". "Es el número uno, pero esta tensión puede pasarle factura en poco tiempo", agregó.

La notoriedad del que muchos consideran el mejor jugador de todos los tiempos no ha descendido ni un ápice desde sus grandes éxitos en activo, como él mismo reconoció: "Pelé será siempre Pelé y allí donde vaya levantará interés".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores