El primer trago fue amargo para la "U"

Los azules cayeron en su debut en el Estadio Nacional por la Copa Libertadores ante Cerro Porteño (2-0), en un partido donde los paraguayos aprovecharon los errores de los locales, pero no vice versa.

08 de Febrero de 2001 | 22:11 | emol.com
SANTIAGO.- Un pobre debut tuvo la Universidad de Chile en la Copa Libertadores de América, tras caer por 2-0 en su propia cancha ante el cuadro paraguayo de Cerro Porteño, que mostrando un sólido esquema defensivo, se llevó los tres puntos a Asunción.

La "U", bicampeón nacional, salía a la cancha con la misión de dejar atrás su bajo pasado en la competencia subcontinental. La baja de David Pizarro, cuyo pase internacional no llegó a tiempo, aparecía como la primera preocupación de los azules.

Y la carencia de un conductor claro fue uno de los puntos que permitieron la derrota azul. El cuadro paraguayo mostró un sólido juego defensivo, siempre ágiles e inteligentes a la hora de presionar. La tarea incasable de Garay y Pedrinho en la mediacancha fue clave, especialmente la del primero, quien no recurrió al foul.

El partido comenzó desordenado, con muy poca precisión por parte de ambos cuadros. Los paraguayos abusaban del pelotazo y el centro desmedido, mientras que la "U" simplemente no podía penetrar el gran cerco puesto por Cerro Porteño.

El primer tiempo terminó en blanco, tal como fue el juego mismo. Con velocidad y fuerza, pero sin gran nivel a la hora de jugar al fútbol, de pasar la pelota y de crear acciones de gol.

En el complemento, a los 9 minutos, llegó el balde de agua fría para los cerca de 25 mil hinchas azules que se dieron cita en el Nacional. Una buena jugada de Ferreira fue bien definida por Silvio Garay, quien marcó el 1-0 a favor de los paraguayos.

La "U" pecó de inexperiencia. Su pareja de zagueros (Alex Von Schwedler-Marco González) fue un claro ejemplo, perdiendo muchos balones complicados en su propio campo. Si no es porque los delanteros paraguayos no estuvieron en una tarde acertada, el marcador pudo haber variado.

Los azules poco a poco fueron ganando confianza, aprendieron de sus errores y supieron como encontrar espacios en el campo paraguayo. La habilidad fue la herramienta, la respuesta. El papel de Eduardo Arancibia y Moisés Ávila fue clave, siempre buscando el pase o el centro, en el caso del primero. Sólo les faltó precisión en la jugada final.

Luego fue otro de los azules el que se acordó de jugar: Pedro González. El "Heidi", de pálida primera etapa al igual que Maestri, no tuvo muchos balones con espacio, pero logró crearse chances a través de remates y cabezazos. Maestri, en tanto, sólo obtuvo la pelota de espaldas al arco.

A cuatro minutos del final, cuando la "U" estaba plantada en campo contrario, uno de los tantos contragolpes paraguayos terminó en la segunda puñalada para los azules. Garay nuevamente protagonista, esta vez cediendo el balón a Jorge Campos quien, absolutamente solo, tocó el balón con frialdad para poner el inalcanzable 2-0.

La "U" se quedó sin puntos en su debut y deberá mejorar en muchos aspectos para recuperarlos fuera de casa. La aparición de jugadores de experiencia, que no es sinónimo de veteranos, será clave.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores