Boris Becker asediado por las mujeres y el fisco alemán

El tenista alemán debe pagar a Hacienda 50 millones de marcos, los que se suman a los entre 10 y 30 que ha prometido a su ex mujer por su divorcio, a los gastos de mantención de los hijos del matrimonio y a los tres millones de dólares que una modelo le pide por una hija suya, fruto de un desliz.

11 de Febrero de 2001 | 15:36 | EFE
BERLIN.- El tenista Boris Becker no sólo tiene que hacer frente a las peticiones de dinero de mujeres con las que ha tenido romances, sino también del fisco alemán, que le reclama 50 millones de marcos (25 millones de dólares).

Estos 50 millones se suman a los entre 10 y 30 que Becker, según calcula la prensa alemana, ha prometido a su ex mujer Barbara por su divorcio, a los gastos de mantención de los hijos del matrimonio y a los tres millones de dólares que una modelo le pide por una hija suya, fruto de un desliz del tenista.

Becker, que se ha sometido a las exigencias de su ex mujer y de la modelo con la que tuvo la aventura (una vez demostrado en laboratorio que es el padre de la criatura), se resiste a satisfacer a Hacienda, asegura la próxima edición de la revista "Focus".


El dinero que le reclama el Estado alemán es por impuestos impagos entre los años 1985 y 1993.

Becker, que en aquellos años tenía residencia oficial en Mónaco no considera que tenga que pagar dinero al fisco alemán, pero la Hacienda alemana cree poder demostrar que el tenista estuvo en parte viviendo y llevando sus negocios desde este país, por lo que también debería pagar aquí.

Inspectores de Hacienda han registrado dos veces las casas de Becker para buscar documentos que sustenten esta acusación.

La fortuna personal de Becker, que se calcula en unos 200 millones de marcos (unos 100 millones de dólares), podría quedar casi reducida a la mitad si tiene que realizar todos estos pagos.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores