NBA: Sin brillo comenzó Fin de Semana de las Estrellas

La competencia de triples y clavados estuvo lejos de tener la emoción de años pasados, lo que se preveía con la ausencia de figuras como Vince Carter. El partido de novatos y el reciente "2ball" tampoco lograron prender mucho en el inicio del All-Star Weekend.

11 de Febrero de 2001 | 17:22 | EFE
WASHINGTON.- La primera jornada del Fin de Semana de las Estrellas, que se celebra en el MCI Center de Washington, se completó teniendo a nuevos protagonistas que destacaron en el partido de los novatos contra los veteranos de segundo año y en los respectivos concursos de ''2ball'', triples y mates.

La celebración del 50 aniversario del tradicional descanso, que marca el final de la primera parte de la liga, comenzó con el partido entre los jóvenes valores que hay en la NBA y fue el alero Wally Szczerbiak, de los Minnesota Timberwolves, quien logró un triunfo rotundo al ser el mejor del equipo de los profesionales con dos años de experiencia que vencieron por 121-113 a los novatos.

Szczerbiak lo hizo todo bien en el campo para convertirse en el Jugador Más Valioso (MVP) del partido después de haber conseguido 27 puntos (11 de 13 tiros de campo, incluidos cinco triples), ocho rebotes y cinco asistencias.

''Soy consciente de que no entro en el grupo de los jugadores que pueden hacer mates espectaculares, pero si se tirar y anotar los puntos decisivos'', declaró a Szczerbiak. ''Mi baloncesto no tiene más filosofía que los fundamentos del deporte que siempre me enseñó mi padre desde que era un niño''.

El partido también dejó un sin fin de mates y pases ciegos entre los participantes, pero iba a ser el alero de los Timberwolves quien aportase la ejecución perfecta en sus acciones de defensa y ataque, recordando que el baloncesto es un deporte muy simple cuando se saben como aplicar en el campo sus fundamentos.

Luego iba a llegar el espectáculo encestador del yugoslavo Peja Stojakovic, de los Kings, y la base Ruthie Bolton-Holifield, de los Sacramento Monarchs, que se convirtieron en la pareja real al ganar el concurso de ''2ball'' con 62 puntos frente a los 57 que consiguieron Trajan Langdon, de los Cavaliers, y Eva Nemcova, de los Cleveland Rockers, sus rivales en la final.

''Vinimos con la ilusión de conseguir el título e hicimos muy bien las cosas, especialmente por la forma como nos compenetramos a la hora de dar los pases y tirar de forma alternativa a canasta'', declaró Stojakovic. ''Fue una gran alegría ganar el título, al margen de los 25.000 dólares que nos repartimos de premio''.

Stojakovic podría haberse convertido en el gran héroe y triunfador de la jornada si en el siguiente concurso en el que participó, el de triples, lo hubiese ganado, pero esta vez surgió la figura del escolta Ray Allen, de los Milwaukee Bucks, que aportó el acierto completo y con 10 tiros buenos consecutivos se proclamó campeón.

Allen, que el año pasado ya terminó en tercer lugar, esta vez no quiso que se repitiese la historia y con 20 y 19 puntos en la primera y segunda ronda, respectivamente, desbancó a Stojakovic, que ocupó el segundo lugar con 19 y 17, mientras que el alero alemán Dirk Nowitzki fue tercero al conseguir 17 y 10 tantos.

''Estaba mentalizado para ganar, pero honradamente nunca pensé que me pudiesen salir tan bien las cosas en la final cuando acerté con 10 tiros consecutivos'', explicó Allen. ''Ganar un premio de 25.000 dólares siempre es bueno, pero lo mejor fue haber participado y llevarte el trofeo''.

Allen admitió que después que vio como Stojakovic consiguió 17 tantos en la final pensó que lo tenía muy difícil superarlo, pero en ningún momento se puso nervioso y siempre mantuvo la concentración para que el toque de acierto de su mano no desapareciese

''La verdad es que con 17 tantos conseguidos en la final pensé que podría ganar el concurso, pero Allen estuvo impecable y demostró que fue el mejor'', subrayó Stojakovic.

Los más de 20.000 espectadores que llenaron por completo el MCI Center agradecieron a Allen y Stojakovic en gran duelo que protagonizaron porque el concurso ''rey'' de la jornada, el de clavados, iba a tener a unos protagonistas totalmente desconocidos y que su ganador el novato Desmond Mason, escolta de los Seattle SuperSonics, lo único que pudo aportar fue entusiasmo.

Esa cualidad aplicada a los dos saltos que hizo en la fase final, uno de espalda a la canastas y otros a dos manos, penetrando por el lado derecho, le permitió a Mason, de 23 años, recibir 45 y 44 puntos, respectivamente, y superar a otro novato DeShawn Stevenson, de los Jazz de Utah, y al segundo año Baron Davis, de los Charlotte Hornets.

Stevenson, de 19 años, que la pasada temporada logró el concurso como universitario, antes de entrar como profesional a la NBA, terminó con 85 puntos, mientras que Davis logró 77 después que falló su segundo mate que intentó con los ojos tapados.

Las ausencias de las estrellas Vince Carter, ganador el año pasado y Kobe Bryant, en la edición de 1997, dejó de nuevo al concurso de mates sin el tipo de aliciente y espectacularidad que le dieron ex figuras como Julius Erving, Michael Jordan y Dominique Wilkins.

''Creo que todos pusimos algo de creatividad en nuestros mates, pero tal vez al final los míos fueron los más consistentes en cuenta a la ejecución'', declaró Mason. ''Se que puede hacer cada vez mejor las cosas y este título me va a dar, al margen de 25.000 dólares de premio, mucha confianza para el futuro porque será una gran experiencia''.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores