Madrid recibe el primer clásico del milenio

En el Santiago Bernabéu, Real Madrid y Barcelona animarán una nueva versión del partido clásico del fútbol español. Un triunfo del cuadro merengue alejaría casi definitivamente a los azulgrana del título de Liga. También será ocasión para deleitarse con la calidad de Figo y Rivaldo.

02 de Marzo de 2001 | 18:52 | EFE
MADRID.- Real Madrid y Barcelona disputarán este sábado en el estadio Santiago Bernabéu el primer 'partido del milenio' sin que importen demasiado las diferencias de puntos que existen entre ambos equipos en la clasificación, como lo reflejan la demanda de entradas, que duplica el aforo del coliseo madridista, y la reventa.

Una victoria local más que sentenciar la Liga, ya que el Deportivo está a cuatro puntos del líder, otorgaría al Real Madrid una gran fuerza moral, puesto que además de la diferencia de puntos, y dependiendo del resultado, significaría que tendría la diferencia de goles a favor con todos sus perseguidores.

Una victoria azulgrana, por el contrario, sería todo un manifiesto de que todavía hay que contar con ellos y que no están dispuestos a arrojar la toalla hasta el final, dotando de paso a la Liga de una emoción que hasta el momento está en horas bajas por el dominio del Real Madrid.

La semana previa al clásico español ha sido bastante atípica por los diversos compromisos de las selecciones nacionales, lo que ha privado a ambos entrenadores de poder contar con sus principales jugadores durante los días previos y sólo hoy han podido entrenar y preparar el partido con la plantilla al completo.

Ayer mismo saltaban las alarmas en el club merengue, toda vez que el regreso de Luis Figo desde la isla de Madeira se demoró más de lo previsto ante las inclemencias del tiempo que impedían despegar el vuelo de la selección portuguesa. Finalmente, el delantero pudo llegar a su residencia de Madrid alrededor de las ocho de la tarde, cansado pero sin novedad.

El entrenador del Real Madrid, Vicente Del Bosque, se encerró hoy, como de costumbre en el día previo al partido, con sus jugadores en la Ciudad Deportiva para preparar la táctica del partido.

Del Bosque tendrá prácticamente a la totalidad de la plantilla a su disposición, a excepción de Flavio Conceicao, que juró la Constitución Española el pasado lunes y que se recupera de la operación de pubalgia a la que fue sometido el 10 de enero.

No se prevén cambios sustanciales en la alineación y el técnico salmantino mantendrá el bloque que tan buenos resultados le está ofreciendo desde finales del año pasado. La vuelta de Makelele, tras el partido de sanción que cumplió la jornada pasada, es segura.

En la banda izquierda sigue abierto el debate sobre quien será el titular. Solari ha sido quien la ha ocupado en los últimos partidos, pero McManaman ya está recuperado de las molestias en los músculos isquiotibiales izquierdos y también podría tener su opción.

Es el mismo caso de Morientes, totalmente recuperado de los problemas de pubalgia que sufrió días atrás, y que podría formar pareja atacante con Raúl, en perjuicio de Guti.

Además del presunto once inicial, del Bosque ha convocado a César, Guti, Munitis, Savio, Celades, Solari y Geremi.

La baja de Abelardo Fernández, que no se ha recuperado de una contusión en la rodilla, y la duda de si finalmente podrá jugar Michael Reiziger, aquejado de una gripe, centran las preocupaciones del Barcelona ante su visita al Bernabéu, una cita de la que deben salir indemnes para no complicarse aún más en la Liga.

Si antes del encuentro, buena parte de las especulaciones se centraban en qué marcaje se podría realizar a Luis Figo, con la baja de Abelardo y la probable de Reiziger, todo es más complicado.

De hecho, Serra Ferrer ha convocado a un jugador más de la cuenta a la espera de la evolución de Reiziger. Si el holandés no se recupera, se podría abrir la puerta a Emmanuel Petit, quien podría jugar como acompañante de Josep Guardiola, mientras que Phillip Cocu pasaría a ser alineado en el eje defensivo.

En cualquier caso, el Barcelona es consciente de que sólo le sirve una victoria en el Santiago Bernabéu para mantener alguna opción de ganar la Liga, ya que cualquier otro resultado le dejaría prácticamente descartado en la carrera por el título.

Situado en cuarta posición de la tabla, a nueve puntos del Real Madrid, el Barcelona conseguiría con una victoria acercarse a seis unidades y con la diferencia de goles a favor, una distancia todavía considerable pero factible de recortar en las 13 jornadas que quedarían para el final del campeonato.

Un empate mantendría al Barcelona a nueve puntos, muy lejos pues del equipo blanco, mientras que una derrota le llevaría a una tremenda distancia de doce puntos.

El equipo azulgrana llega al Santiago Bernabéu inmerso en un mar de dudas, ya que en las últimas semanas ha alternado partidos buenos (los jugados contra el AEK de Atenas que le han permitido la clasificación para cuartos de final de la Copa de la UEFA) con otros en que ha mostrado su peor imagen (las derrotas en la Liga contra el Racing de Santander y el Deportivo).

El actual Barcelona parece pues capaz de lo mejor y de lo peor, y todo puede depender de si en el Bernabéu le toca dar la de cal o bien la de arena.

El técnico barcelonista Serra Ferrer apenas ha podido preparar el partido contra su eterno rival esta semana, ya que 12 de sus jugadores no han entrenado conjuntamente hasta el jueves debido a los compromisos con sus respectivas selecciones nacionales, a los que deben sumarse el grupo de lesionados que tiene el equipo.

Alineaciones probables:

REAL MADRID: Casillas; Salgado, Hierro, Karanka, Roberto Carlos; Makelele, Helguera, Figo, McManaman; Raúl y Morientes.

BARCELONA: Reina; Gabri, Reiziger o Petit, Frank de Boer, Sergi; Guardiola, Cocu, Luis Enrique, Overmars, Rivaldo; y Kluivert.

Arbitro: Losantos Omar (Colegio vasco).
Estadio: Santiago Bernabéu.
Hora: 21.00 (17.00 en Chile).
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores