Kasparov vuelve a hacer tablas con Polgar

El maestro ruso una vez debió hacer tablas con la "niña", como se conoce a la jugadora húngara Judit Polgar. Kasparov, jugando con las blancas, no pudo ganar en una jornada llena de sacrificios en el Torneo de Linares.

03 de Marzo de 2001 | 17:16 | EFE
LINARES, España.- El número uno del mundo, el ruso Gari Kasparov, hizo hoy tablas con la húngara Judit Polgar, vigésima, en partida correspondiente a la séptima ronda del XVIII Torneo de Linares, que se disputa en esta ciudad española y que se caracterizó por los sacrificios espectaculares.

Mucha expectación para ver si la ''niña'', como se la llamaba en el circuito, lograba vencer con blancas al ''ogro de Bakú'' que llegó a la sala de juego con dos minutos de retraso. Semblante risueño de Kasparov al dar la mano a Polgar que le contestó con una sonrisa forzada que más bien parecía una mueca.

El encuentro comenzó con una defensa siciliana. Polgar se enrocó largo y Kasparov corto lo que auguraba, como así ocurrió, una lucha abierta en los dos flancos.

La húngara lanzó pronto su infantería hacia delante en el ala de rey mientras Kasparov iniciaba también su ataque en el ala de dama. A continuación la lucha se desplazó al centro y la partida entró en una fase complicada y compleja con muchas variantes a cada movimiento que hacían los dos jugadores.

Polgar tuvo primero que sacrificar un peón para seguir con su ataque y ante la sorpresa general sacrificó primero un alfil y unas jugadas más tarde un caballo. Seguramente, es la primera vez que a Kasparov le hacen una doble entrega de piezas en una partida.

Parecía que Polgar iba a vencer por primera vez a Kasparov pero éste se defendió perfectamente atacando a su vez en el ala de dama. Finalmente, el ruso tuvo que acudir al jaque continuo para conseguir el empate. Estaba, además, muy mal de tiempo, en una posición en la que todo podía pasar.

La valentía de la joven húngara estaba fuera de duda así como la profundidad de su juego. Después de la partida, en el análisis ''post mortem'', los dos rivales estuvieron, sonrientes y relajados, estudiando las diversas variantes de una partida divertida y complicada.

El español Alexei Shirov, que se enfrentaba con blancas al húngaro Peter Leko, deleitó una vez más a los aficionados con una serie de sacrificios que nadie entendía. Unos decían que se había vuelto loco pero él sabía muy bien lo que se hacía e, incluso, estuvo a punto de vencer cuando la mayoría auguraba su derrota.

Shirov, que llegó cuatro minutos tarde a la sala de juego, ante la desesperación de fotógrafos y cámaras, parecía tranquilo y relajado mientras su contrario mostraba un semblante preocupado.

El encuentro comenzó con una apertura española o de Ruy López y las primeras escaramuzas se produjeron en el ala de dama, con los reyes ya enrocados y en seguridad.

La partida parecía que iba a discurrir por cauces tranquilos y teóricos cuando Shirov sacrificó un alfil en h6 que hizo el mismo efecto que una gran piedra arrojada a un tranquilo estanque.

Pero ahí no acabó la historia ya que el español, al estilo de su ex compatriota, el legendario letón Mijail Tal, campeón del mundo en 1960, siguió con una cascada de sacrificios que parecía le iban a dejar sin material sobre el tablero.

Además, Shirov estaba muy mal de tiempo y de material pero había visto lejos y se las arregló para llegar a un final en el que tenía torre y cinco peones por torre, un alfil y un peón de Leko. Y se firmaron las tablas en una de las partidas más curiosas y espectaculares del Torneo.

Por último, el enfrentamiento entre el joven ruso Alexander Grischuk, de 17 años, y su compatriota, el ex campeón del mundo Anatoli Karpov de 49, acabó con la victoria del primero en 50 movimientos.

El veterano Karpov parece haberse desfondado después la derrota en la quinta ronda ante Kasparov. Hoy no parecía el mismo y anduvo a la deriva durante toda la partida, sin defenderse perfectamente, como es su costumbre, y sin tener un plan de ataque válido. Ya es el último en la clasificación general.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores