Atalanta sigue arriba en el calcio

Ahora el cuadro lombardo rescató un valioso punto ante el Milán (1-1), que sigue sumido en una crisis de la que esperan salir el próximo martes, cuando enfrenten al Deportivo La Coruña.

10 de Marzo de 2001 | 18:43 | EFE
ROMA.- Atalanta y Milán se repartieron los puntos (1-1), en partido adelantado de la vigésima segunda jornada que tuvo un buen inicio milanista, pero en el que luego dominó el Atalanta, que mereció la victoria.

Atalanta, quinto, y Milán, sexto, se jugaban algo tan importante como es la lucha por la cuarta plaza liguera, última de acceso a la próxima Liga de Campeones de Europa (las tres primeras están muy lejos).

Además, para los milanistas era la ocasión de adquirir una buena dosis de moral y confianza para el decisivo enfrentamiento europeo del próximo martes ante el Deportivo de La Coruña.

El técnico milanista Alberto Zaccheroni, que prosigue con un buen número de bajas por lesión, de salida alineó al siguiente once: Rossi; Roque Junior, Chamot, Maldini; Helveg, Pablo García (Gattuso, m.46), Kaladze, Coco; Leonardo (Boban, m.64); Bierhoff (José Mari, m.75) y Shevchenko. De ellos, no podrán jugar ante el Deportivo ni el suspendido Chamot ni el no inscrito Kaladze.

El encuentro, todo un duelo de rivalidad lombarda, tuvo un buen primer tiempo del equipo milanés, que salió determinado, con ganas, y ello le bastó para crear las primeras ocasiones netas de gol. El alemán Oliver Bierhoff gozó de dos de ellas, pero no supo aprovecharlas.

Sin embargo, la fortuna premió al Milán en el minuto 24, cuando un centro del georgiano Kaladze fue desviado en propia meta por el atalantino Lorenzi. Era el 0-1 favorable a un equipo milanista que estaba funcionando mejor que su rival y que tenía en ese instante en Kaladze al mejor del partido.

Sin embargo, pasada la primera media hora, los jóvenes del Atalanta (con una alineación toda italiana) empezaron a perder el respeto al Milán, a dejar en evidencia a la defensa visitante, y la meta defendida por Sebastiano Rossi empezó a pasar por grandes apuros.

El veterano portero milanista ya se tuvo que emplear a fondo en varias ocasiones, sobre todo en el minuto 42, al detener un remate casi a bocajarro de Cristiano Zenoni. El crecimiento del Atalanta fue en aumento en la segunda mitad, en la que, apenas empezada, Rossi, con dos intervenciones seguidas, salvó a su equipo.

Sin embargo, pudo Bierhoff situar el 0-2, pero falló en el remate, tras centro de Leonardo (m.60). La ''ley del fútbol'' que castiga las claras ocasiones falladas, se cumplió sólo dos minutos después, cuando Mauricio Ganz, ex-interista, a media volea situó el 1-1. Un bello tanto que premiaba al Atalanta.

Los siguientes minutos vieron a un solo equipo sobre el terreno de juego: un Atalanta que apretaba, que gozaba de oportunidades para adelantarse en el marcador y encerraba a un Milán cada más pequeño y que había perdido la concentración.

Nicola Ventola, otro ex-interista pudo situar el 2-1, en un nuevo error defensivo milanista, pero falló de forma inexplicable disparando sobre Rossi (m.67) cuando estaba sólo y, además, tenía a su lado a su compañero Mauricio Ganz.

Para fortuna del Milán, el Atalanta, pese a seguir apretando y haciendo sólo suyo el juego, acusó las fuerzas gastadas, sobre todo el cansancio mental y esto le impidió resolver en su favor un partido que mereció llevarse.

El nerviosismo del actual mal momento del Milán se vio palpablemente en los instantes finales, donde algunos de sus jugadores discutieron entre ellos; en especial Paolo Maldini y Zvonimir Boban.

Al final, se confirmó el empate, un resultado que sirve más al Atalanta que al Milán, pues los bergamascos saben que, pase lo que pase en la jornada dominical, seguirán como mínimo siendo quintos; mientras que los milanistas pueden, incluso, perder cuatro posiciones.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores