Nadie superó a Makinen en Portugal

El piloto finlandés logró una gran victoria en el Rally de Portugal, donde protagonizó una cerrada llegada con el español Carlos Sainz, superándolo por ocho segundos.

11 de Marzo de 2001 | 16:58 | EFE
SANTA MARIA DA FEIRA, Portugal.- El español Carlos Sainz (Ford Focus) no logró mantener su primer puesto parcial en el último tramo cronometrado de la tercera etapa del Rally de Portugal y tuvo que claudicar ante el empuje del finlandés Tommi Makinen (Mitsubishi Lancer), que se hizo con la victoria con 8 segundos de ventaja sobre el piloto madrileño.

La última especial (Ponte de Lima-Sur, de 11,15 kilómetros de recorrido) sirvió a Makinen para superar a su rival, con quien estaba prácticamente empatado a tiempos en el tramo anterior (tan sólo les separaban tres décimas de segundo), mientras que el finlandés Marcus Gronholm (Peugeot 206) acabó tercero a casi tres minutos.

El Rally de Portugal, que estuvo marcado por las adversas condiciones meteorológicas -la lluvia, el barro y la niebla que obligó a suspender hasta cuatro tramos cronometrados-, fue un mano a mano entre el cuatro veces campeón del mundo y Sainz, que se alternaron al frente de la clasificación durante las tres jornadas en las que se disputó la prueba.

Makinen se adjudicó ocho de las veintidós especiales de las que constaba el rally, tercera prueba puntuable para el Mundial de la especialidad, mientras que el madrileño hizo lo propio en otras seis.

El único rival que se mantuvo al mismo nivel que los pilotos de Mitsubishi y Ford fue el finlandés Harri Rovanpera (Peugeot 206 WRC), pero una rotura en el radiador de su coche en el decimotercer tramo cronometrado dejó el camino expedito para sus dos rivales directos en la clasificación mundial en la que, hasta hoy, los tres se encontraban empatados en la primera posición con 10 puntos.

Sainz hizo un gran esfuerzo en la segunda etapa, en la que llegó a recortar 17 segundos sobre Makinen, pero la anulación de la última especial de Agueira, de 23,93 kilómetros, evitó que pudiera culminar su remontada y se plantó en la última jornada con una desventaja de 13 segundos.

Las opciones de victoria parecían desvanecerse para el piloto madrileño de Ford, ya que el primer tramo cronometrado de la última etapa (Ponte de Lima-Este, de 23,49 kilómetros), también tuvo que ser suspendido por la organización.

A falta de tan sólo dos especiales para finalizar el rally portugués, Sainz atacó a al finlandés y consiguió enjugar los trece segundos de desventaja que llevaba el piloto de Mitsubishi y se situó como líder provisional de la prueba con un tiempo tres décimas inferior que el de Makinen.

Todo debía decidirse en los escasos 11,15 kilómetros de la última especial cronometrada, y ahí una espectacular conducción del finlandés le llevó a distanciar al español en casi nueve segundos y dejó a Sainz con la miel en los labios de repetir las dos victorias que, hasta la fecha, ha conseguido en Portugal, tras sus triunfos en 1991 con Toyota y 1995 con Subaru.

Después de haber compartido el primer puesto en la general del Mundial, con Makinen y Rovanpera, posición que no conocía desde hacía más de 800 días, Sainz ha quedado relegado al segundo puesto provisional con 16 puntos, a cuatro del cuádruple campeón del mundo.

La próxima prueba del mundial será el Rally de Cataluña, del 22 al 24 de marzo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores