Hingis juega un difícil partido en los tribunales

Dubravko Rajcevic sigue a la tenista suiza a donde quiera que vaya. Le manda cartas de amor y flores. El romaticismo es efímero, porque ella no sólo no lo quiere ver sino que está aterrorizada. Y la historia, lejos de una novela de amor, se sigue escribiendo ante la justicia.

29 de Marzo de 2001 | 10:25 | Ansa
MIAMI.- La número uno del tenis mundial, Martina Hingis, confirmó este jueves que acudirá el próximo lunes a un tribunal de Miami donde se ventila el caso de un hombre que se niega a mantenerse alejado de ella y ha estado más de un año preso por ese motivo.

"Me estoy preparando para eso. Claro que está en mi mente y lo estará siempre, pero ya no quiero pensar más", aseguró la estelar jugadora suiza que pasó a las semifinales del torneo abierto Ericsson en Key Biscayne.

El "enamorado loco" de Hingis, Dubravko Rajcevic, un arquitecto de origen croata y 45 años de edad, no ha querido firmar un acuerdo que le comprometa a no acercarse a la tenista, lo cual bastaría para que recobrase su libertad.

"A ella no le gustaría eso. Prefiero seguir en la cárcel", declaró durante su última audiencia.

Antes de ser arrestado en Miami, Rajcevic siguió a Hingis por varias ciudades del mundo en donde le tocaba competir. En varias ocasiones le envió flores al hotel.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores