Batistuta dijo presente en su regreso

El argentino marcó un gol en su regreso a las canchas de fútbol durante la victoria de la Roma sobre el Verona (3-1), en un resultado que permite a los romanos aumentar su ventaja en el liderato del calcio.

01 de Abril de 2001 | 15:02 | EFE
ROMA.- A diez fechas del final del torneo, la Roma venció 3-1 a Verona con un gol del retornado Gabriel Batistuta e incrementó hoy a nueve puntos su ventaja sobre la Juventus, tras la 24a fecha del campeonato de fútbol de Italia.

Imbatible, la Roma del DT Fabio Capello impuso además un nuevo récord desde que la victoria otorga tres puntos, pues jamás un equipo había llegado a la 24a fecha con 58 unidades. El récord anterior era de Juventus en 1995-95, con 55 puntos.

''La ventaja es importante, pero advertí a mis jugadores que no podemos festejar nada antes de tiempo'', afirmó Capello.

Justamente la Juventus sólo empató 1-1 en su cancha de Turín contra Brescia y comprometió sus aspiraciones, no sólo porque quedó más lejos de la Roma, sino porque repitió una pobre actuación y fue despedido con silbidos por sus ''tifosi''.

Los casi 70.000 fanáticos de la Roma que colmaron el Estadio Olímpico enmudecieron cuando el argentino Mauro Camoranesi, tal vez ayudándose con un brazo, marcó a los 27' para Verona, que casi aumenta a los 39', cuando Emiliano Bonazzoli falló tras un pase del citado Camoranesi.

Pero en la etapa complementaria afloró netamente la superioridad técnica e individual de la Roma, que primero igualó cuando el defensor veronés Luigi Apolloni desvió en su propia red un cabezazo de Vincenzo Montella (55'), que había sido habilitado por Francesco Totti, desde clara posición adelantada.

Después obtuvo su segundo gol con Batistuta (remató solo un centro de Cafú a los 60') y clausuró el tanteador con Montella (golpe de cabeza a los 70'). El gol de Batistuta, que volvió tras una lesión, significó el número 3.000 en la historia de la Roma.

La Roma contó también con el argentino Walter Samuel y los brasileños Cafú (fue la figura en su partido número 100 con el equipo), Emerson y Antonio Carlos (amonestado, grave su error compartido con el arquero Francesco Antonioli en el gol visitante), mientras el mejor de Verona fue Camoranesi, quien estuvo a punto de marcar por segunda vez a los 59', cuando el marcador estaba 1-1.

El empate de Brescia frente a Juventus, que fue festejado con escenas de delirio por los ''tifosi'' de la Roma en el Olímpico, fue obtenido a los 86' por su ex estrella, Roberto Baggio, en la única acción de peligro llevada al arco del holandés Edwin Van der Saar, después de que el equipo turinés abrió la cuenta a los 30', con un tanto de Gianluca Zambrotta.

El resultado castigó a la Juventus por sus flaquezas defensivas (no jugó el uruguayo Paolo Montero y entró a los 73' el brasileño Athirson) y por no haber sabido definir el encuentro en la primera media hora, donde creó numerosas situaciones de gol y Alessandro Del Piero estrelló un remate en un palo (sobre el final, le fue bien anulado un gol a Filippo Inzaghi).

Inter, sobreponiéndose a la expulsión de su capitán Laurent Blanc (50') y gracias a tres goles de su atacante Christian Vieri, (21, 58 y 66') confirmó su recuperación de las últimas fechas y ganó 3-2 a Perugia, en un partido caracterizado por los errores defensivos y del que salió lesionado a los 38' el colombiano Iván Córdoba.

Marco Materazzi a los 44' y el griego Sissi Vryzas a los 87' fueron autores de los tantos de Perugia, en el que jugó desde el principio el brasileño Zé María, quien reaparecía, mientras en Inter estuvieron presentes el uruguayo Alvaro Recoba (no jugó bien, fue sustituído a los 57') y el argentino Javier Zanetti.

El héroe del cotejo que igualaron Reggina y Udinese (1-1) fue el arquero del primero, Massimo Taibi: a pocos minutos del final (86') y cuando la derrota de su equipo parecía irremediable, se proyectó sobre el arco rival y con un espectacular golpe de cabeza concretó el empate, lo que le valió el largo y eufórico festejo de sus compañeros e hinchas.

El brasileño Alberto, el otro esforzado protagonista del encuentro, ya que jugó todo todo el segundo tiempo con la cabeza vendada por un choque con Taibi), había marcado a los 76' el gol de Udinese, en el que jugó también el argentino Cristián Díaz, quien fue amonestado (en Reggina jugaron el chileno Jorge Vargas y desde los 62' el argentino Ricardo Verón).

Nápoli, que iba en ventaja faltando 20 minutos para el final y que alistó a los argentinos Mauricio Pineda y Facundo Quiroga y a los brasileños Edmundo y Matuzalem, perdió una excelente ocasión para distanciarse de la retaguardia al empatar en Bérgamo contra Atalanta (1-1): había marcado con Fabio Pecchia a los 38' y fue alcanzado por Cristiano Doni de penal a los 69'.

La programación se completó con el empate 0-0 entre Parma, que conservó así su cuarto puesto en la tabla de posiciones, y Bologna, en un cotejo pletórico de situaciones de gol, a despecho de lo que dice el resultado final y que el local terminó con diez hombres por la expulsión sobre el final del defensor Paolo Cannavaro.

En Parma jugó todo el encuentro el colombiano Jorge Bolaño, salió lesionado a los 9' el brasileño Junior e ingresó a los 54' su compatriota Marcio Amoroso, mientras en Bologna estuvo presente los 90 minutos el brasileño Lima.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores